Cruz Roja suspende servicio en Salamanca por inseguridad

La Cruz Roja interrumpió de forma indefinida sus servicios en la ciudad de Salamanca, Guanajuato, después de que un grupo armado atacara a uno de sus ambulancias, informó este domingo la institución.

"Cruz Roja Mexicana Delegación Salamanca cierra sus puertas hasta nuevo aviso por cuestiones de seguridad. No se brindará servicio médico en sus instalaciones ni se atenderán urgencias con las ambulancias", detalló en un comunicado.

Este cierre se debe a "ciertos acontecimientos violentos en los que se vio expuesto nuestro personal", justificó la Cruz Roja.

La noche del sábado, una ambulancia de la institución fue interceptada por un grupo armado a fin de secuestrar a un herido por arma de fuego que estaba siendo trasladado en el vehículo.

"Pedimos a toda la ciudadanía comprensión, todos los que somos voluntarios en esta noble institución creemos en su misión llena de un espíritu humanitario que nos guía, pero en este momento debemos cuidar nuestra integridad", señaló la institución.

Además, añadió que los voluntarios de la Cruz Roja no son "parte de ningún conflicto".

Tras el anuncio, la comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana de Guanajuato, Sophía Huett, informó que existe coordinación permanente con el delegado estatal de la Cruz Roja, Guillermo Francio, para resguardar las instalaciones y brindar garantías al personal.

Por lo pronto, paramédicos del Cuerpo de Bomberos de Salamanca atenderán las contingencias que se presenten en este municipio de 273 mil 271 habitantes, informaron las autoridades locales.

Salamanca es un municipio estratégico ya que aquí se encuentra la principal refinería del centro de México, donde el robo de combustibles ha generado violentas disputas entre el Cártel Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima

Con apoyo de la Marina Armada y el Ejército, las autoridades estatales irrumpieron la madrugada del 4 de marzo en el poblado de Santa Rosa de Lima, a unos 35 kilómetros de Salamanca, pero no lograron detener a José Antonio Yépez, líder del cártel.

Como represalia, la madrugada del 9 de marzo un comando irrumpió en un bar de Salamanca y asesinó a tiros a 15 personas, dejando otras cinco gravemente heridas.

La masacre ocurrió un día después de la primera visita oficial a Guanajuato del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la que refrendó su decisión de combatir el robo de combustible, que ha provocado a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) pérdidas anuales de  65 mil millones de pesos (unos tres mil 334 millones de dólares).

EL INFORMADOR

Por: Xavier Ochoa

Encuesta

Cuando tiene oportunidad de salir a vacacionar ¿Cuál es su tipo de destino preferido?

Notas recientes

Facebook
Comentarios