Canta Trump victoria; reporte dice: 'aún no'

Washington DC, Estados Unidos (19 abril 2019).- El esperado informe del Fiscal Especial Robert Mueller sobre la trama rusa se hizo público ayer y Donald Trump gritó victoria.

El documento de más de 400 páginas muestra una imagen poco halagadora del Presidente estadounidense, pero no llegó a acusarlo de cometer delitos penales.

"Ni conspiración, ni obstrucción (...) Game over (fin del juego)", señaló el Mandatario en Twitter, minutos después de que el Fiscal General, William Barr, hablara del texto y enviara una versión censurada al Congreso.

Aunque no hay cargos, algo que ya se sabía tras un resumen de Barr de cuatro páginas el 22 de marzo, el relato sí muestra a toda una suerte de contactos poco ortodoxos entre el entorno de Trump y personas cercanas al Gobierno ruso, exhibe la tonelada de mentiras que los investigados o interrogados vertieron y hace evidentes los intentos del Presidente de interferir en las investigaciones, pidiendo incluso el despido de Mueller.

Además, relata cómo llegó a momentos de desesperación y frustración.

"Este es el final de mi presidencia. Estoy jodido", llegó a decir tras enterarse del nombramiento del Fiscal Especial.

En concreto, el documento menciona un total de 10 episodios que involucran a Trump y que, a juicio de Mueller, pueden abrir la puerta para acusarlo de obstrucción a la justicia, pero el Fiscal Especial no fue capaz de llegar a esa conclusión, sino que se limitó a describir los acontecimientos y ofrecer un marco teórico.

El informe recoge escenas corrosivas políticamente. El 17 de junio de 2017, con la investigación de Mueller recién activada, el Presidente llamó a Don McGahn, ex abogado de la Casa Blanca, para pedirle que llamara al ex vicefiscal Rod Rosenstein y despidiera al Fiscal Especial. Pero el litigante se negó a seguir sus órdenes.

El documento, de hecho, señaló que el principal motivo por el que Trump no pudo influir en la investigación es porque la gente que rodeaba al Mandatario rechazó cumplir sus requerimientos.

Por otro lado, Mueller tenía una gran cantidad de preguntas sin respuesta, declaraciones engañosas y acciones inexplicables con las que confrontar al Mandatario, quien en principio dijo estar ansioso por conversar con el Fiscal Especial.

Sin embargo, el equipo de Trump, temiendo que éste entrara en contradicciones, se limitó a enviar respuestas escritas.
Mueller indicó que optó por no citar al Presidente porque una pelea judicial retrasaría la investigación.

Pero esa decisión significó que las autoridades nunca pudieran hacer la pregunta central en el caso de obstrucción: ¿Cuáles eran los motivos de Trump para tratar de socavar la investigación?

 

Con información de NYT y El País

Reforma

Por: Redacción

Encuesta

¿Sabe con certeza qué es y qué implica la revocación de mandato?

Notas recientes

Facebook
Comentarios