Reemprenden viaje ancestral

Cd. de México (19 abril 2019).- El Museo Nacional de Antropología (MNA) recobró recientemente la Sala Orientación, donde Mesoamérica se transforma a través de los siglos ante la mirada de un público que lo mismo atestigua la explosión del volcán Xitle que la edificación de portentosas ciudades mediante animaciones, dioramas y videomapping, entre otros recursos tecnológicos.

La voz del actor Gael García Bernal relata el devenir de la región en el vestíbulo interior de la Media Luna, cuyas gradas pueden reunir a unas cien personas en cuatro funciones por la mañana (9:30, 10:30, 11:30 y 12:30 horas) y tres por la tarde (15:00, 16:00 y 17:00 horas).

Antes, desde 1964, era el también actor Ignacio López Tarso quien narraba -en una grabación de 30 minutos- los episodios históricos, en un ejercicio introductorio para las colecciones del entonces recién inaugurado museo.

El diseño de este espacio, denominado desde entonces Sala Orientación, involucró al poeta y dramaturgo Salvador Novo, quien trabajó en el guión, recuerda en entrevista Antonio Saborit, director del recinto.

"En esta sala las herramientas del teatro estaban al servicio de la docencia: escenarios que giran, juegos de luces, dioramas, etcétera. En algún momento algo se descompuso y ese desperfecto a la postre redundó en la parálisis absoluta de este lugar. La idea era recuperar la vocación original de los espacios del MNA, y éste es uno de ellos", explica.

Con el tiempo, la Sala Orientación se convirtió en un sitio donde sólo se proyectaba un video introductorio, pues los antiguos mecanismos que activaban los dioramas envejecieron ante el desuso. Hubo que actualizar tecnologías y maquetas, renovar sistemas de audio e iluminación y rehacer el guión, porque el original no apareció ni en los archivos del museo ni en los de Novo; ni López Tarso conservaba copia del mismo, cuenta Saborit.

"Tuvimos que ir al revés y construir un guión en el que participaran todos los elementos que teníamos, por ejemplo un diorama con arqueólogos trabajando, maquetas de Palenque, el Templo Mayor o de Tula; una réplica de las cabezas colosales olmecas, la tumba de Pakal o la Coatlicue...".

La recuperación de la sala, coordinada por el museo y el Patronato del MNA, con patrocinio de Samsung, producción de Digital Creation Labs y la dirección artística y tecnológica de Ilan Staropolsky, requirió 14 meses de trabajo.

El espacio reabrió el pasado noviembre, pero continúa actualizándose: se prevé para este año la versión en inglés de la narración, anticipa Saborit.

El relato de media hora, con diseño de sonido y musicalización de Dan Levy y Benjamín Shwartz, se propuso no sólo aportar información de las antiguas culturas, sino también imprimir drama y poesía a la narración, expone el dramaturgo Xavier Villanova, responsable de adaptar el guión científico junto a Yazmín Guerrero y Staropolsky.

"Me inspiré mucho en Octavio Paz, en el poema Más allá del amor, que justo trabaja la sonoridad de las palabras. Quería que (el guión) sedujera al espectador hacia estos mundos, que no sólo se sintiera atraído por la información científica y precisa, sino que fuera un viaje sensorial, con palabras que despertaran los sentidos, que te hicieran sentir la tierra, lo húmedo, porque son culturas que se establecieron en la selva. Quería que fuera inmersiva la experiencia, que te sumergiera en el universo de nuestras culturas prehispánicas", explica.

A decir de Villanova, el fuego referido en la narración cronológica tiene también un sentido simbólico: "Es como si te sentaras alrededor del fuego con tus abuelos y te contaran una historia de tu pasado. En este caso, la historia de nuestros ancestros".

 

Yanireth Israde | Reforma

Por: Redacción

Encuesta

¿Sabe con certeza qué es y qué implica la revocación de mandato?

Notas recientes

Facebook
Comentarios