Polariza elecciones legado de la CICIG

Guatemala, Guatemala (21 abril 2019).- Este país centroamericano se encamina a las elecciones generales de junio con una población divida por los escándalos de corrupción que han salpicado a sus líderes.

Ante ello, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) podría jugar un papel trascendental en dicha contienda, luego de que la favorita en las encuestas, la candidata Sandra Torres, fuera investigada y denunciada por financiamiento electoral ilícito por dicho organismo.

La CICIG, sin embargo, también vive su peor momento en el país centroamericano y "está más debilitada que nunca", según explicó a REFORMA el analista político guatemalteco José Carlos Sanabria.

Dicha comisión fue creada por Naciones Unidas a petición del Estado guatemalteco para combatir la impunidad y la corrupción en el país de la mano del Ministerio Público. En sus nueve años de existencia, ha investigado y encarcelado a políticos, empresarios y narcotraficantes.

Una investigación de la CICIG hizo renunciar, en 2015, al ex Presidente Otto Pérez Molina y a gran parte de su Gabinete.

Un comediante y desconocido de la política como el actual Mandatario, Jimmy Morales, fue beneficiado con el deterioro de la imagen de los políticos tradicionales y ganó la presidencia. Sin embargo, ahora, es precisamente Morales el que ha dicho "Ya no más CICIG".

El organismo tiene vida jurídica hasta septiembre, pero su director el colombiano Iván Velásquez tuvo que salir del país ante una orden de expulsión de Morales, luego de que éste, su hermano e hijo fueran investigados por la comisión por financiamiento electoral ilícito.

"La CICIG está debilitada porque ha sido víctima de un plan bien orquestado en su contra por políticos, empresarios y narcotraficantes que le temen por sus investigaciones", apuntó Sanabria.

Además, la semana pasada el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo, después de reunirse en Washington con Torres, que se permita el trabajo del Tribunal Supremo Electoral sin influencia de factores externos, incluida la comisión anticorrupción.

La principal contrincante de esta política es la ex jefa del Ministerio Público Thelma Aldana, que hasta el año pasado, cuando era Fiscal, dirigió junto a la CICIG las investigaciones contra Torres.

"Las declaraciones del secretario Almagro evidencian que él tiene un desconocimiento total de la democracia guatemalteca", indicó el analista político Christian Castillo, del Instituto de Problemas Nacional de la Universidad de San Carlos.

"Hasta este momento no hemos visto una incidencia determinante de actores que quieran alterar el juego democrático, lo que hemos visto son candidatos y candidatas que ante deudas pendientes con la justicia han intentado politizar los procesos judiciales que por el momento en el que se han presentado generan controversias", agregó.

En vista de ello, según Sanabria, en los comicios de junio también se juega el futuro del organismo.

"Es seguro que si Torres gana no renovará el acuerdo para la continuidad de la CICIG, en cambio si gana Aldana continuará, según lo ha dicho ella misma", resaltó.

 

Ismael López | Reforma

Por: Redacción

Encuesta

¿Sabe con certeza qué es y qué implica la revocación de mandato?

Notas recientes

Facebook
Comentarios