San Nico

Monterrey, México (23 abril 2019).- Se impuso "San Nicolás" en la casa de los Tigres y los Rayados salieron con un gol de ventaja en la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Un cabezazo de Nicolás Sánchez marcó la diferencia en un partido parejo, del que los albiazules salieron mejor parados y miran en el horizonte la ansiada revancha.

Quedan 90 minutos y la diferencia para nada es definitiva, pero el equipo dirigido por Diego Alonso salió fortalecido porque ganó y porque, por fin, su fórmula funcionó con este plantel.

Además, pueden decir que rompieron otra barrera, la de ganarle un juego de Final a los Tigres, algo que no pudieron hacer en la anterior por el título del Torneo Apertura 2017.

El Monterrey sacó el mejor resultado posible del Estadio Universitario gracias a ese gol de Nico, pero también por lo que hizo Marcelo Barovero en su propia portería después.

Es que el partido se dividió en dos.

En el primer tiempo, el Monterrey fue muy superior a Tigres por su presión alta e intensidad para cerrarle los caminos a Tigres, por su velocidad en el desdoble y porque pegó en ese tiro de esquina en el que Sánchez ganó por aire.

Que esta Final no es revancha, había dicho Nico, pues gritó el gol como si lo fuera.

En todo caso, personalmente se reivindicó en el salto que le ganó a Francisco Meza, el que lo había superado en la Final Regia del 10 de diciembre. Fue su cuarto gol en Clásicos Regios.

El gol cayó justo antes de irse al descanso y existía la duda sobre qué tanto podían cambiar los equipos, si Alonso tiraría el equipo atrás y cuándo entraría Gignac.

El uruguayo sí dio la orden de replegar y lo primero que hizo el brasileño fue cambiar de banda a sus improvisados laterales, porque Carlos Salcedo no estaba cómodo a perfil cambiado y lo mismo se podía decir de Jesús Dueñas.

Luego, el "Tuca" mandó a su equipo hacia el frente al meter al francés y a Jürgen Damm para la última media hora de juego, en la que asediaron al arco rival.

Ahí es cuando Barovero se convirtió en factor al cerrar el partido con siete atajadas, al tiempo que Sánchez mostró su otra faceta, mientras un impasable Stefan Medina le ganó el duelo a Enner Valencia.

Hasta Miguel Layún, que tanto sufrió con Luis Quiñones en el Clásico pasado se aplicó también para detener a Javier Aquino y, luego a Damm, cuando cayeron por su banda.

Aún así, tras el buen trabajo de la zaga albiazul, el ataque felino se las ingenió para crear una última ocasión que pudo ser el empate, pero Guido Pizarro remató desviado.

Quedó en susto para el Monterrey y se fue la última esperanza felina de empatar el juego de ida, pero aún quedan 90 minutos en el "Gigante de Acero" donde los Rayados buscarán la revancha y los Tigres su primer título internacional.

 

Fernando Vanegas | Reforma

Por: Redacción

Encuesta

¿De qué manera ha impactado la 4T en su negocio o empresa? ¿Ha cambiado en algo su calidad de vida?

Notas recientes

Facebook
Comentarios