Guía Eduardo Valdez a Alexa Moreno

Alexa Moreno tenía 4 años de edad cuando Eduardo Valdez la conoció para juntos empezar a labrar una carrera gimnástica ascendente en Baja California.

Valdez entró a la escuela que dejó el profesor Eduardo Carmona, especializada en salto de caballo y en la que la gimnasta mexicana Denisse López escribió un legado en este aparato.

La veterana Oksana Chusovitina, de 43 años de edad, inspiró a Eduardo para los saltos que actualmente ejecuta Moreno. Él la llevó a entrenarse con el equipo de gimnasia de Estados Unidos, privilegio que pocas atletas pueden presumir para aprender los elementos de las barras asimétricas.

Recuerda los momentos más duros que vivió junto a la gimnasta, cuando aún no era medallista mundial y no tenía los reflectores ni el apoyo de ahora que le han dado sus resultados a nivel internacional.

"No me llegaban recursos y todos me decían que no era posible que tuviera una gimnasta de nivel mundial y no me dieran apoyos", contó a CANCHA.

Una relación de más de una década entre el entrenador y la gimnasta terminó antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde se quedó bajo las órdenes de Alfredo Hueto, quien le enseñó el camino a las grandes citas.

Sin embargo, Alexa es una gimnasta dibujada por Eduardo Valdez.

¿Cuál fue su papel en la carrera de Alexa Moreno?
Soy el entrenador que la formó en todo este trayecto. Conocí a Alexa y me tocó desarrollarme con ella como entrenador y llevarla al punto en el que la veo que todavía sigue destacando.

¿Qué viste en ella?
Sus habilidades estaban por encima de las niñas de ese grupo. Aprendía muy rápido, siempre atenta a la disciplina y no mostraba nerviosismo al intentar un ejercicio novedoso. Muy disciplinada en los ejercicios de fuerza.

¿Recuerdas el momento más difícil que pasaron juntos?
Fue el último año. Empezamos a tener muchas dificultades, la atención y el apoyo no se nos daba; un apoyo que un atleta de ese nivel que había dado resultados y nos habíamos mantenido entre los ocho primeros lugares de salto. No teníamos el apoyo sustancial del instituto del deporte de Baja California, apenas la venían conociendo en el 2011. Teníamos muchas carencias, de repente llegaba la fatiga, empezamos a tener muchas fricciones. Sentí que ya no podía yo solo.
Muchas veces entrenamos en le club de Daniel Corral (gimnasta mexicano) con la varonil para que ella viera el grado de dificultad que se necesitaba. Ahí ellos la apoyaban. La formé llevándola a muchos campamentos, llegamos a entrenar con el equipo de Estados Unidos con McKayla Maroney y otras gimnastas de alto nivel y me ayudaron con los elementos de las barras asimétricas, que no era mi fuerte. No teníamos el apoyo y el 2015 hizo crisis, tuvimos muchas discusiones y hubo muchos desacuerdos.

¿Hasta cuándo llegaron los apoyos económicos?
En el 2014 tuvimos una reunión en Conade y ahí manifesté que tenía una atleta que había llegado a una Final en Tokio (séptimo lugar en el Campeonato del Mundo de Tokio 2011) y yo no tenía recursos. Ahí me consideraron para el programa CIMA, me volví loco, era como si me hubiera ganado la lotería, me llegaron 35 mil mensuales. Yo debía haber entrado en 2010 o 2011.

¿Cómo viviste la separación?
Ella se va a Tijuana, yo tenía más gimnastas en Mexicali y se le asigna otro entrenador (Alfredo Hueto). Nunca perdí comunicación con ella, ese rompimiento causó un impacto en Río 2016, hizo todo su esfuerzo y en un comunicado me dijo que le había hecho falta, que siempre esperaba que hubiera estado por ahí.

¿Qué diferencias encuentras entre Alexa antes y después de Río 2016?
Ha madurado, siempre estuvo muy protegida en su familia, su papá ha sido nuestro apoyo máximo, es el que nos movía a los viajes. La he visto en algunas entrevistas con una madurez diferente, con un comportamiento más fuerte y eso también la ayudó a buscar mejores resultados, a enfocarse en objetivos bien trazados.
Es una niña muy estudiada, muy educada, le encanta la lectura, tiene sus objetivos y metas muy claras, aspira a llegar a unos Juegos Olímpicos y estar en la Final, sigue siendo un proceso.

¿Dónde estabas cuando ganó la medalla de bronce en el Mundial de Doha 2018?
La felicité, le dije que me encantó la seguridad con la que había saltado. Cada que ha logrado algo me siento muy orgulloso por haber sido parte de sus logros y éxitos.

¿Cuál es el panorama de Alexa si clasifica a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?
Se volvió a involucrar fuerte, sigo su ranking mundial, sé que los países fuertes no te muestran todo, se guardan a sus mejores gimnastas. Ella tiene que cuidar su técnica, la precisión en el aterrizaje.

Actualmente Alexa Moreno se encuentra en el tercer lugar del ranking mundial en el salto de caballo.

 

Yarek Gayosso | Cancha

Por: Redacción

Encuesta

¿De qué manera ha impactado la 4T en su negocio o empresa? ¿Ha cambiado en algo su calidad de vida?

Notas recientes

Facebook
Comentarios