Mete goliza clembuterol a futbolistas

Cd. de México (26 junio 2019).- El futbol mexicano continúa en fuera de lugar por culpa del clembuterol. La Federación Mexicana de Futbol ha sido notificada de 87 resultados analíticos adversos tras los controles antidopaje realizados a jugadores de la Primera División entre julio de 2013 y marzo de 2019, de acuerdo con información en poder de REFORMA, vía Transparencia.

En dicho lapso, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte ha analizado 2 mil 125 muestras, 87 de las cuales han estado contaminadas por Clembuterol, una por Dexametasona y otra por Betametasona, sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, dijo que los contaminados por clembuterol son jugadores distintos y eso sugeriría un consumo accidental y que en los analíticos adversos se comprobó negligencia médica y por ello se exculpó a los futbolistas.

Tanto la AMA como la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) conocen los resultados, de acuerdo con el directivo de la liga profesional de futbol en el País.

"No es que nosotros podamos encubrir el que alguien dé un adverso", dijo, vía telefónica.

El Laboratorio Nacional de Prevención y Control Antidopaje informó que en 2014 hubo 19 resultados analíticos adversos de un total de 500 muestras enviadas por la FMF; 30 de 506, en 2015; 23 de 405, en 2016; 5 de 130, en 2017; 11 de 504, en 2018, y 1 de 80 hasta el 8 de marzo de 2019, cuando se realizó la solicitud al INAI.

Casi todos corresponden a Clembuterol: 18 en 2014, y 30, 23, 5, 10 y 1 en los siguientes años.

Un jugador arrojó niveles de Dexametasona en 2014 y otro más de Betametasona en 2018, fármacos que inciden en lumbalgias, problemas de ciática o tendinitis debido a su condición de antiinflamatorios. Sin embargo, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) prohibe el uso en competición de dichos glucocorticoides. El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, dijo que en ambos casos se comprobó negligencia médica.

De hecho, el Clembuterol es un anabólico incluido en la lista de sustancias prohibidas por la AMA debido a que disuelve o elimina la grasa, estimula la producción de proteína e incrementa la masa muscular. En medicina veterinaria se utiliza para la engorda de ganado bovino.

El pasado 9 de junio se cumplieron 8 años de la contaminación por Clembuterol que arrojó las suspensiones de Guillermo Ochoa, Édgar Dueñas, Francisco Javier Rodríguez, Sinha y Christian Bermúdez, en plena Copa Oro.

La duda que persiste desde aquel momento es saber si todos esos casos se engloban en un problema de salud pública o si algún deportista pudiera beneficiarse de esta coyuntura para obtener ventajas competitivas.

"El futbol mexicano no está obligado por ningún reglamento ni por ninguna ley a ejercer los controles antidopaje, los ejerce porque el futbol mexicano quiere un deporte limpio y porque confía en que el trabajo que se hace en los clubes es el adecuado y que no se requiere de sustancias extrañas al cuerpo para mejorar el rendimiento", explicó Bonilla.

"Uno, es voluntario; dos, en efecto, los resultados, todas las muestras se mandan al laboratorio de la Conade que es un laboratorio certificado por la Agencia Mundial Antidopaje y en el caso en que sale un adverso el resultado se va a la AMA, a la FIFA y a nosotros, o sea no es de que nosotros podamos encubrir el que alguien dé un adverso", dijo el directivo.

"Hemos participado entregando todas las muestras, los estudios, haciendo cuestionamientos a los jugadores afectados de dónde consumieron los alimentos, dónde los compraron, dónde fueron cocinados, etcétera, todo esto para que las autoridades tengan un seguimiento de dónde se dan los casos y puedan actuar en consecuencia. Nosotros estamos claros, estamos transparentes y actuando de conformidad con lo acordado", expuso.

El directivo descartó reincidencia de algún futbolista en los 87 analíticos adversos por Clembuterol.

Bonilla fue cuestionado sobre cómo determinan que un futbolista no aproveche el problema de salud pública para sacar ventajas competitivas mediante una ingesta directa.

"Yo no soy científico, pero es parte del estudio que se está efectuando entre las autoridades nacionales, las internacionales y con la aportación. Nosotros en el País somos los que más pruebas realizamos y repito, de manera voluntaria, y aportamos todas las muestras para que se hagan los estudios y aportando la información sobre la ingesta", explicó.

Ni la Conade ni la Cofepris han revelado las conclusiones del estudio, encargado por la Agencia Mundial Antidopaje, en el que presuntamente se podría encontrar la diferenciación entre una ingesta directa y otra por consumo de carne.

Bonilla recalcó que no hay un solo jugador que haya tenido dos analíticos adversos por Clembuterol.

"Sería muy riesgoso para él, caer en una repetición entonces nos indicaría que esa persona está actuando de manera incorrecta y hasta hoy en día no ha habido ningún caso", dijo.

Los mete carne en problemas


El Clembuterol le costó a Guillermo Ochoa fichar con el París Saint-Germain, en 2011.
En una entrevista a France Football, el portero reveló que ya tenía todo listo para enrolarse con el PSG. El club no se arriesgó a cerrar el trato debido a que la suspensión indefinida podría dejarlo ilegible hasta por dos años.
El único club que mantuvo el interés y que lo contrató pese al riesgo fue el Ajaccio.
Ochoa fue exculpado, brindó 3 temporadas con el cuadro de Córcega y salió del club para continuar su peregrinar por Europa.

***
Tras la jornada 1 del Apertura 2013 se reveló un nuevo caso de dopaje en el futbol mexicano.
Dos futbolistas dieron positivo por Clembuterol, pero sus nombres no se hicieron públicos.
La Comisión Disciplinaria de la FMF, entonces encabezada por Eugenio Rivas, determinó que no habría sanción ya que la investigación arrojó una nueva ingesta accidental de Clembuterol.
CANCHA supo que uno de los futbolistas que arrojaron dicho analítico adverso fue el guardameta de Cruz Azul, José de Jesús Corona.

***
La revista Proceso publicó el 7 de abril de 2018 un reportaje en el que desveló un estudio realizado por el Gobierno Federal (que no se había hecho público) y el cual arrojó la facilidad con la que se consume en México carne contaminada con Clembuterol.
Tanto la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) como la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) ocultaron los resultados de la investigación a solicitud de la AMA (Agencia Mundial Antidopaje), luego de que cinco seleccionados mexicanos dieran positivo en la Copa Oro 2011.

 

Édgar Contreras | Cancha

Por: Redacción

Encuesta

¿Cree usted que se puede confiar en las autoridades cuando las mujeres denuncian algún acto de violencia en su contra?

Notas recientes

Facebook
Comentarios