'Fue un ataque a desarmados'

Cd. de México (26 junio 2019).- "La ofensiva contra estudiantes fue inconcebible". Sergio Rivera, académico del Departamento de Letras de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), estaba en el campus el lunes cuando empezaron a llegar camiones de militares con armas de largo alcance.

"Había una protesta pacífica contra el Gobierno de Juan Orlando Hernández y empezaron a lanzar bombas lacrimógenas en los predios universitarios. Fue un ataque cobarde a personas desarmadas", explicó Rivera a REFORMA.

Las autoridades afirmaron que fueron respondidos con cocteles molotov y que, posteriormente, uno de los agentes fue secuestrado por los estudiantes y llevado al interior de la universidad, por lo que los militares irrumpieron.

"Eso es mentira, no se ha visto tampoco en ningún video. Recibieron órdenes de un alto mando para entrar. Ingresaron y comenzaron a dispararle a la multitud. Todos los que estábamos allí buscábamos lugares seguros", afirmó el docente, y añadió que contabilizó ocho estudiantes heridos.

Por su parte, el Mandatario hondureño sostuvo que los hechos ya están siendo investigados, pero insistió en el uso de bombas molotov por parte de los alumnos.

"Yo miré cómo estallaban sobre las cabezas de los policías", dijo en entrevista con la cadena Frente a Frente.

Asimismo, aseguró que los militares no iban armados y que si la gente sigue pensando que los encapuchados, en referencia a los manifestantes, son unos "angelitos de arpas", nunca se solucionará el problema.

Por su parte, el Rector de la UNAH, Francisco Herrera, interpuso una denuncia ante el Ministerio Público, con base en una ley de 1957 que prohíbe a las fuerzas del orden penetrar a las instalaciones universitarias por respeto a su autonomía.

Anunció que las actividades académicas quedarán temporalmente suspendidas.
Paralelamente, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos en Honduras y el Comisionado hondureño de Derechos Humanos, Roberto Herrera, condenaron el uso de la fuerza y urgieron a a aclarar el incidente.

"Nada justifica utilizar armas de fuego en contra de personas, especialmente en un contexto en el cual hay más estudiantes y era mayor el peligro", declaró Herrera.

Bertha Oliva, fundadora y coordinadora del Comité de Familiares de Desaparecidos en Honduras, acusó una dictadura en el país desde que el Presidente Hernández asumió el poder en 2017.

"Para que se logre un cambio se tiene que empezar con cambiar algunas leyes que se han aprobado de carácter militar y que crean impunidad para los militares", dijo la activista.

"Va a seguir pasando lo que pasó en la universidad si no se le pone un alto al régimen, si continúan los militares en la calle".

 

Mónica Redondo | Reforma

Por: Redacción

Encuesta

¿Está usted de acuerdo en que personas acusadas, denunciadas o detenidas por delitos de índole sexual puedan ocupar cargos públicos, incluídas posiciones de docencia?

Notas recientes

Facebook
Comentarios