Facebook y Twitter enfrentan un boicot publicitario por discurso de odio que impera en redes

Algunas marcas estadounidenses se han aliado en un boicot para reducir o quitar su publicidad de redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter, al considerar que las políticas de dichas plataformas permiten el discurso de odio.

Así lo señalan medios como The New York Times y The Washington Post, quienes listan empresas como Patagonia, The North Face, Eddie Bauer, Magnolia pictures y Ben & Jerry’s entre otras.

Estas medidas se han implementado para presionar a las compañías de comunicación para que tomen medidas más enérgicas en contra de contenido sensible, violento y considerado como inadecuado, así como información errónea.

Para ampliar el contexto, el sitio web de la campaña “Stop Hate for Profit” señala que Facebook generó ingresos por casi 70 mil millones de dólares por concepto de publicidad en 2019 y permitió "incitar a la violencia contra los manifestantes que luchan por la justicia racial" y "hizo la vista gorda a la supresión flagrante de los votantes".

Dicho movimiento captó las miradas a inicios de Junio, según The New York Times, y suma ya más de 100 empresas aliadas.

Una de las empresas más recientes que llamó la atención al unirse al boicot fue Unilever, quien posee marcas como Dove, Liptos y Hellmann’s.

"Continuar publicitando en estas plataformas en este momento no agregaría valor a las personas y a la sociedad", escribió Unilever en un comunicado en su sitio web. Además citó "la atmósfera polarizada en los Estados Unidos"

Parte de estas decisiones se deben a que grupos de derechos civiles en Estados Unidos han solicitado diversas compañías que hagan valer su envergadura económica para generar un contrapeso, de acuerdo con la Liga Anti-Difamación. A esta postura se ha sumado la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color. 

Mientras que algunas medidas van a corto plazo, como Coca-Cola, quien anunció su retiro de publicidad de redes sociales por 30 días, otras, como la mencionada Unilever, contemplan que será, al menos, hasta finales de 2020.

The Washington Post publicó que otro de los grandes competidores que apoyan el boicot es Verizon, quien se uniría a la campaña: “Stop Hate for Profit” (alto al odio con fines de lucro).

"Enviemos a Facebook un mensaje poderoso: nunca valdrá la pena promover sus ganancias por odio, intolerancia, racismo, antisemitismo y violencia", se lee en la página web de Stop Hate for Profit.

"Estamos pausando nuestra publicidad hasta que Facebook pueda crear una solución aceptable que nos haga sentir cómodos y sea consistente con lo que hemos hecho con YouTube y otros socios", dijo el director de medios de Verizon, John Nitti, en un comunicado.

¿Y la respuesta de Facebook?

Por su parte, la empresa de Mark Zuckerberg anunció el viernes 26 de junio que tomaría medidas al respecto.

La agencia Reuters explica que la compañía etiquetara publicaciones que viole sus políticas, pero que según sus criterios, se consideren con suficiencia periodística como para permanecer accesibles para los usuarios.  

Asimismo, serán eliminadas todas las publicaciones que inciten a la violencia o busquen reprimir a los ciudadanos.

A pesar de esto, las campañas del boicot se han mantenido firmes en su postura.

 

Con infromación de Vanguardia

Por: Editor2

Encuesta

Con la demostración de robos y corrupción en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep), ¿cuál es su percepción sobre el gobierno de la 4T de Amlo?

Notas recientes

Facebook
Comentarios