Ni “rápido y furioso” ni migración: estos son los temas de los que hablarán AMLO y Trump de manera oficial

La visita del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos, su primera salida internacional desde que asumió el cargo, ha generado una serie de comentarios sobre el momento en que se lleva a cabo y a qué agendas servirá esta cumbre.

En la previa del encuentro cara a cara con el presidente Donald Trump en Washington, López Obrador partió en un avión comercial rumbo al país vecino del norte, a donde llegará este mismo día por la noche (tiempo local), los temas que ambos mandatarios tratarán en su reunión del miércoles 8 de julio dan una muestra de quién tiene cierta ventaja sobre la cumbre.

Antes, el Ejecutivo mandó una carta a la Comisión Permanente del Congreso mexicano. A pesar de que el mandatario ya no tiene que pedir permiso al Poder Legislativo para salir del país a una visita de estado, si se ausenta menos de una semana, sí debe darle a conocer su ausencia del territorio nacional, de acuerdo con el artículo 88 constitucional.

Esta comunicación revela los temas más importantes para el gobierno mexicano. En la carta, enviada por Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernación (Segob), a Mónica Fernández, presidenta de la Comisión Permanente del Congreso, órgano que cumple con las funciones del cuerpo legislativo durante el receso parlamentario, se dan a conocer tres puntos principales.

“El motivo de la reunión, entre otros asuntos, es para conmemorar la reciente entrada en vigor del tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, Canadá y los Estados Unidos de América (T-MEC)”, asegura, como ya lo habían anunciado en la previa, a pesar de la ausencia del Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau. Este acuerdo comercial entró en vigor el 1 de julio.

Además, López Obrador buscará “platicar sobre la candidatura de México para la dirección general de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, detallaron. Y es que, a principios de junio, el mandatario propuso a uno de sus más prominentes funcionarios,Jesús Seade, quien ayudó a remozar precisamente el T-MEC y fue el negociador en jefe de parte de México, para encabezar dicho organismo.

a posición en la OMC quedará vacante a finales de agosto cuando su titular Roberto Azevedo, de Brasil, dejará el cargo un año antes de que culmine su gestión. Es posible que López Obrador busque convencer a Trump de que apoye la candidatura de Seade, para fortalecer su posición de cara a las elecciones de la OMC.

Además, México buscará discutir “la cooperación entre los dos países para atender la pandemia de COVID-19?. El gobierno estadounidense ha enviado varios ventiladores a México para ayudar con la pandemia, que ha afectado a ambos países como a pocos en el mundo.

De hecho, el presidente mexicano se realizó la prueba de COVID-19 antes de viajar a Estados Unidos, de la cual salió negativo.

"Una vez concluido con el viaje el presidente de la República, se enviará el informe correspondiente y sin otro particular aprovecho la ocasión para reiterarle la seguridad de mi consideración distinguida"

A pesar de que en la redacción de la carta enviada al Congreso dice que discutirá estos temas “entre otros asuntos”, hay al menos un par de ausencias notorias para discutir en la cumbre. El tema del operativo “rápido y furioso”, realizado durante las administraciones de Barack Obama y de Felipe Calderón para introducir armas ilegales en territorio mexicano y rastrearlas, el cual fracasó contundentemente.

A pesar de que es un tema que puede beneficiar a ambos políticamente, ya que afecta directamente a sus antecesores en el cargo, cuyo trabajo ambos mandatarios han criticado respectivamente, y a pesar de que México pidió información oficial hace unos meses a su vecino del norte, no se hizo mención del tema.

Tampoco se mencionó el tema migratorio, quizá el más espinoso y polémico, ya que Trump ha sido un de los presidentes más duros contra la migración, especialmente la mexicana, y López Obrador ha cumplido con el gobierno estadounidense en mantener a raya el flujo de migrantes que busca llegar a aquel país.

Esto no quiere decir, sin embargo, que no se vayan a tocar los temas durante los dos días que López Obrador pasará en Washington. Es común que los temas más ríspidos no se anuncien con tanta publicidad y se mantengan con discreción para no influenciar una agenda frágil

 

Con información de Infobae

Por: Editor3

Notas recientes

Facebook
Comentarios