Qué pasó con los “Municipios de la esperanza” de AMLO y cuántos quedan

Fueron presentados con bombo y platillo a mediados de mayo, cuando México ensayaba los caminos que tomaría el país para comenzar el desconfinamiento y el reinicio de actividades después de la epidemia de coronavirus que impacta desde principios de año a todo el territorio nacional: más de 300 municipios que, libres de contagios, podrían comenzar con la “Nueva Normalidad”.

Se trata de los llamados “Municipios de la Esperanza”, el nombre con el que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador nombró a estas comunidades que, a mediados de mayo, no presentaban casos positivos confirmados de COVID-19. Tampoco en las comunidades vecinas.

Bajo esta clasificación, cayeron 324 municipios que regresarían a la normalidad a partir del 18 de mayo, informó en su momento Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y el principal vocero del gobierno federal en el tema.

México en ese momento transitaba por la llamada “Jornada Nacional de Sana Distancia”, como se le llamó a las medidas a nivel nacional de cuarentena y resguardo para mitigar el flujo del nuevo coronavirus. Sin embargo, para esas fechas, México ya se preparaba para junio, mes en que estas medidas en toda la República finalizarían.

En su lugar, la llamada “Nueva Normalidad” está definida a nivel estatal, a través de semáforo epidemiológico local, que aún hoy rige el regreso de las actividades en cada entidad federativa. Pero en aquel momento, las actividades comenzaron un par de semanas antes en estos municipios.

Sin embargo, a dos meses y medio del anuncio del regreso a actividades en estos municipios, muchos de ellos ubicados en la zona de la sierra de Oaxaca, uno de los estados más pobres del país y donde se denunció que en realidad nunca se habían realizado pruebas, los datos oficiales brillan por su ausencia.

En el sitio oficial de la Secretaría de Salud (SSa), la última información sobre los municipios data de mediados de mayo, cuando se dieron a conocer la totalidad de estas poblaciones que comenzarían con la reactivación económica y social.

Sin embargo, las autoridades sanitarias sí dieron un corte al 29 de mayo, donde las cifras eran negativas: de los municipios totales que iniciaron clasificados como “de la esperanza”, habían salido para entonces 142 localidades, ya que colindaban con municipios donde sí se reportaron contagios nuevos. Además, otros 37 lugares salieron por registrar positivos por primera vez.

López-Gatell explicó a finales de mayo que dejarían de actualizar la lista de e estos municipios de la esperanza, ya que varios gobernadores decidieron a nivel local que, aunque hubiera localidades de este tipo en su territorio, no habría reapertura, por lo que anunciar estos municipios podría confundir a la población.

Después de esta pausa, no se volvió a actualizar de manera semanal este tipo de municipios. Desde entonces, los roces entre López-Gatell y los gobernadores ha ido en aumento, sobre todo por la estrategia usada por el gobierno federal para contener el crecimiento de la epidemia y por la definición del color del semáforo epidemiológico.

Después, medios locales reportaron que, a mediados de junio, ya eran apenas 60 municipios de la esperanza en total, en seis estados de la República (Chihuahua, Nuevo León, Guerrero, Puebla, Sonora y Oaxaca), todas ellas entidades que durante y después registraron un aumento considerable de casos.

A principios de agosto, medios locales reportaron que Chihuahua apenas contaba con un municipio donde no había casos confirmados y no tenía contacto con municipios aledaños con positivos. Hace dos semanas, por su parte, Veracruz contaba con apenas tres municipios de este tipo.

Hasta este lunes 4 de agosto, las autoridades sanitarias de México informaron que el avance de la pandemia sigue adelante. La SSa dio a conocer que se acumulan 443,813 casos confirmados acumulados a nivel nacional y 48,012 muertes por coronavirus en México.

Tras 65 días de “nueva normalidad”, estrategia que pretende reactivar de manera paulatina la vida económica, social y educativa del país, José Luis Alomía, director de Epidemiología, señaló que se estima que 42,360 pacientes, es decir un 8% del total, presentaron síntomas en los últimos catorce días, lo cual representa a personas que potencialmente contribuyen a la transmisión del virus.

Por su parte, Hugo López-Gatell, el subsecretario de salud y principal portavoz sanitario desde el inicio de la epidemia en febrero pasado, aseguró este martes que durante el mes de julio, la evolución de los contagios se hizo “más lenta”, pero recordó que se deben mantener las precauciones y no caer en la confianza, para evitar rebrotes y un nuevo incremento en los casos y, por lo tanto, en las muertes.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Encuesta

El Presidente pidió a los gobernadores de la Alianza Federalista a que consulten a sus ciudadanos para ver si aprueban salirse del Pacto Federal. ¿Cree usted que los chihuahuenses aprueben lo anterior ante las circunstancias que se están viviendo?

Notas recientes

Facebook
Comentarios