'No tenemos nada que ocultar'; Gianni Infantino habló por primera vez tras proceso en su contra

El presidente de la FIFA, Giannin Infantino, manifestó su voluntad de "cooperar sin reservas" con la Justicia en un proceso penal iniciado por un fiscal extraordinario en Suiza, que lo acusa de haber encontrado "indicios de conducta criminal" en los encuentros que mantuvo con el Fiscal General de Suiza, Michael Lauber.

En sintonía con la primera reacción pública y en una extensa carta dirigida a los presidente de las federaciones miembro a la que accedió Doble Amarilla, Infantino expresó su deseo de explicar "de una forma clara y precisa" la situación que se generó el jueves pasado en este proceso iniciado en el país donde la FIFA tiene su sede.

"Como saben, en el momento en que fui elegido Presidente de la FIFA en 2016, gracias a todos ustedes, nuestra organización, que es también la suya, se encontraba en una situación lamentable. Por aquel entonces, la FIFA estaba involucrada como parte perjudicada en más de 20 procedimientos judiciales solamente en Suiza, y corría el riesgo de ser declarada como organización delictiva por las autoridades de los Estados Unidos. En estas circunstancias, una de mis principales prioridades, responsabilidades fiduciarias y obligaciones morales para con ustedes, que confiaron en mi para cumplir esta misión, fue lógicamente recobrar la confianza pública en nuestra institución lo antes posible", manifestó el titular de FIFA en el inicio del comunicado.

El presidente de la FIFA insistió en que "este es el contexto en el que se deben enmarcar las reuniones" que mantuvo con el Fiscal General de Suiza.

"Estas reuniones no fueron secretas y de ningún modo ilegales. En particular, acudí a estas reuniones con la máxima autoridad jurídica del país para ofrecerle nuestro apoyo y asistencia en relación con las investigaciones en curso, ya que la FIFA es parte interesada y perjudicada de dichas pesquisas. Seguimos confiando y decididos a conseguir que quienes hayan cometido actos delictivos en perjuicio de la FIFA acaben pagando por sus actos", señaló.

Infantino afirmó en la carta que asistió a dichas reuniones, "cuya logística organizó la Oficina del Fiscal General, de buena fe y como representante de la FIFA, y con el fin de aprovechar la oportunidad para describir los drásticos cambios que se habían producido en la FIFA en términos de gobernanza corporativa". "Obviamente, queda muy claro que nada de lo más remotamente ilegal haya o pudiese haber sucedido, durante dichas reuniones. Resulta absurdo siquiera plantearlo", recalcó.

Para Infantino, "es evidente que el mero hecho de reunirse con un Fiscal del Estado debería ser la mayor garantía de la legitimidad de los encuentros". "Especialmente cuando se trata de la máxima autoridad jurídica del país. Si hubiera la más mínima sospecha de delito, un fiscal intervendría inmediatamente para evitarlo, como dicta su deber profesional y jurídico", apuntó.

El presidente de la FIFA consideró que "la intervención de la justicia era necesaria para poder cambiar la FIFA y restaurar su credibilidad", por lo que su objetivo, según aseveró, "desde el primer día ha sido, y sigue siendo, ayudar a las autoridades correspondientes de todo el mundo a investigar los actos ilícitos cometidos en la FIFA en el pasado".

"Los oficiales de la FIFA se han reunido con fiscales de otras jurisdicciones para conseguir este mismo fin. La cooperación de la FIFA ha contribuido en gran medida a emitir sentencias e imponer condenas, especialmente en los Estados Unidos, donde se han dictado más de 40 condenas penales", recordó.

Con información de Vanguardia

Por: Redacción2

Encuesta

La petición de Texas a la Secretaría de Estado de EU para que intervenga y México cumpla con el tratado de agua, ¿a qué obedece?

Notas recientes

Facebook
Comentarios