NYT resalta que México enfrenta uno de los peores brotes de coronavirus del mundo

México está luchando contra uno de los peores brotes de coronavirus en el mundo, con más de 52,000 muertes confirmadas, la tercera cifra más alta de la pandemia. Y su lucha se ha vuelto aún más difícil debido a un fenómeno generalizado: un miedo profundamente arraigado a los hospitales.

El problema ha plagado durante mucho tiempo a naciones abrumadas por enfermedades desconocidas. Durante la epidemia de ébola en 2014, muchos en Sierra Leona creían que los hospitales se habían convertido en trampas mortales sin esperanza, lo que hacía que las personas enfermas se quedaran en casa y transmitieran la enfermedad a sus familias y vecinos sin darse cuenta.

Aquí en México se está produciendo un círculo vicioso similar. A medida que la pandemia aplasta un sistema de salud ya débil, con cuerpos amontonados en  camiones refrigerados, muchos mexicanos ven el pabellón Covid como un lugar donde solo espera la muerte, que debe evitarse a toda costa.

Las consecuencias, dicen médicos, enfermeras y ministros de salud, son graves. Los mexicanos están esperando para buscar atención médica hasta que sus casos sean tan graves que los médicos puedan hacer poco para ayudarlos. Miles de personas están muriendo antes de ver el interior de un hospital, según muestran los datos del gobierno, sucumbiendo al virus en los taxis en el camino o en los lechos de los enfermos en casa.

La lucha contra las infecciones en el hogar no solo puede propagar la enfermedad más ampliamente, dicen los epidemiólogos, sino que también esconde el verdadero número de víctimas de la epidemia porque una cantidad incalculable de personas muere sin haber sido examinada, y oficialmente contabilizada, como víctimas del coronavirus.

Muchos mexicanos dicen que tienen buenas razones para desconfiar de los hospitales: casi el 40 por ciento de las personas hospitalizadas con casos confirmados del virus en la Ciudad de México, el epicentro del brote del país, terminan muriendo, según muestran los datos del gobierno, con una alta tasa de mortalidad incluso cuando en comparación con algunos de los peores puntos calientes de coronavirus en todo el mundo. Durante el pico de la pandemia en la ciudad de Nueva York, menos del 25 por ciento de los pacientes con coronavirus murieron en hospitales, según han estimado los estudios.

Durante un aumento de casos en mayo, casi la mitad de todas las muertes por Covid-19 en los hospitales de la Ciudad de México ocurrieron dentro de las 12 horas posteriores a la admisión del paciente, dijo la Dra. Oliva López Arellano, ministra de Salud de la Ciudad de México.

En los Estados Unidos, las personas que murieron por lo general pasaron cinco días en el hospital .

Los médicos dicen que más pacientes sobrevivirían si buscaran ayuda antes. Retrasar el tratamiento, argumentan, simplemente conduce a más muertes en los hospitales, lo que genera aún más miedo a los hospitales.

Incluso según el recuento oficial, México ya ha sufrido más muertes por coronavirus que cualquier otra nación, excepto Estados Unidos y Brasil. Y el gobierno dijo recientemente que durante un período de más de tres meses esta primavera, hubo 71,000 muertes más de lo esperado, en comparación con años anteriores, una indicación de que el virus se ha cobrado muchas más vidas de lo que sugiere el recuento oficial.

Con información de Vanguardia

Por: Redacción2

Encuesta

El Presidente pidió a los gobernadores de la Alianza Federalista a que consulten a sus ciudadanos para ver si aprueban salirse del Pacto Federal. ¿Cree usted que los chihuahuenses aprueben lo anterior ante las circunstancias que se están viviendo?

Notas recientes

Facebook
Comentarios