Bajo la 'protección' de Trauwitz se robaron 887 millones de litros de gasolina en 3 años

Durante los tres años en que el general Eduardo León Trauwitz fue subdirector del Área de Salvaguarda Estratégica de Petróleos Mexicanos (Pemex) se llevó a cabo el robo más grande de hidrocarburos en México.

De acuerdo con la carpeta de investigación FED/SEIDO/UEIARV-CDMEX/0000028/2019 que inició la Fiscalía General de la República (FGR) por delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburos, entre los años de 2014 y 2017, Pemex reportó el robo de 887 millones 440 mil 721 litros de hidrocarburos, lo que equivale a mil 887 millones de pesos en pérdidas.

"El número de barriles y litros de gasolina y diésel faltante en los poliductos, que asciende a ochocientos ochenta y siete millones cuatrocientos cuarenta mil setecientos veintiuno punto noventa y nueve litros, que en dinero asciende a un mil ochocientos ochenta y siete millones cuatrocientos cuarenta mil setecientos veintiuno punto noventa y nueve pesos".

Con los millones de hidrocarburos que fueron sustraídos se hubieran llenado 29 mil 581 pipas de 30 mil litros o 22 millones 186 mil 18 tanques de vehículos Volkswagen (40 litros).

El expediente detalla que el atraco se efectuó de manera coordinada a través de múltiples tomas clandestinas habilitadas en Puebla, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Tlaxcala y Ciudad de México en las que participaron empleados de Pemex y del Ejército. Entre ellos Eduardo León Trauwitz.

La investigación que efectuó el Ministerio Público detalla que las tomas clandestinas eran habilitadas por terceras personas. Al acudir al lugar a inspeccionar, para el sellado de la misma, no se efectuaba adecuadamente, lo que era aprovechado para la sustracción.

"Lo que se atribuye al quejoso no es evitar su comisión, es decir, descuidar sus obligaciones de salvaguarda sino participar en un plan, ejecutado por varias personas, en el que existía un reparto de funciones: al quejoso le correspondía ocultar las tomas clandestinas, neutralizándolas de manera rustica y omitiendo dar parte a las autoridades competentes para la investigación de los ilícitos, e ignorar las alertas del sistema Leaklab, para que de esta manera, otras personas pudieran realizar la sustracción del hidrocarburo sin ser perseguidos".

Además, los empleados tenían prohibido reportar una toma clandestina a petición de sus superiores en la vigilancia de los ductos.

"Que cuando el personal detectaba una toma, tenían prohibido avisar a las áreas competentes, y que los inculpados aprovechaban sus rangos militares para presionar y obligar a sus subordinados, lo que concluyó en una sustracción desmesurada de petróleo, además, que esas actividades se realizaron en todas varias entidades del país".

Las pruebas de la Fiscalía General de la República incluyen una denuncia presentada el 1 de febrero de 2017, más de 20 entrevistas, documentos en físico y electrónico, dictámenes de contabilidad.

Las investigaciones mencionan que en la sustracción participaron 21 militares y empleados de Pemex, entre ellos Wenceslao Cárdenas Acuña, ex subdirector de Salvaguardia Estratégica; el coronel Emilio Cosgaya Rodríguez, exgerente de gestión técnica de la SSE; el teniente Oziel Aldana Portugal, del área de Inteligencia de la SSE; el teniente Arturo Villa Adame, Sócrates Alfredo Herrera, ex gerente de Seguridad Física de la SSE.

Hasta el momento, ya fueron detenidos Oziel Aldana Portugal; el sargento José Carlos Sánchez Echavarría, coordinador de la Subgerencia de Salvaguarda Estratégica en Tampico, así como a Ramón Márquez Ledezma, adscrito al Departamento de Seguridad Física Cadereyta, todos bajo las órdenes de Eduardo León Trauwitz.

En el caso de Eduardo León Trauwitz, permanece prófugo, por lo que la FGR solicitó a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés) que girara una orden de detención y localización en enero pasado.

El general inició su carrera militar durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón. Con Fox fue coronel de infantería y subjefe de la Sección Quinta del Estado Mayor. Con Calderón fue el encargado de la seguridad de presidentes y diplomáticos que visitaban México.

En 2010 solicitó una licencia para formar parte del equipo de escoltas del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Semanas antes de que Felipe Calderón dejará el cargo de presidente, pidió al Senado que ratificará el ascenso a general brigadier de Eduardo León Trauwitz.

En el sexenio de Peña Nieto fue nombrado subdirector de Salvaguardia Estratégica, puesto, que según la FGR, utilizó para la extradición de hidrocarburos.

Tomado de Vanguardia

Con información de La Silla Rota

Por: Redacción2

Encuesta

Se advierte riesgo de regresar la totalidad del Estado a semáforo naranja en la contingencia, ¿cuál considera la causa principal?

Notas recientes

Facebook
Comentarios