Arrestan a un hombre en Chiapas que decía ser nahual

En redes sociales se viralizó el video de un hombre arrestado en la comunidad de Arriaga, en Chiapas, quien supuestamente decía ser “nahual”(criatura mística mitad humano, mitad animal).

Pobladores de la comunidad refirieron que el hombre fue capturado luego de que supuestamente lo vieran correr como un lobo en cuatro “patas” cerca de un río, asimismo hacía movimientos y gemidos como un animal.

En las imágenes se observa a un hombre encarcelado con extrañas actitudes, mordía los barrotes de la celda, además se encontraba en estado de euforia y confusión

Las autoridades tratan al hombre a quien se le harán exámenes toxicológicos y psicológicos, para saber si ingirió algún tipo de droga o saber si padece alguna enfermedad mental.

Nahual, también llamado nagual o nawal (en náhuatl: nahualli, oculto, escondido, disfraz) dentro de las creencias mesoamericanas, es una especie de brujo o ser sobrenatural que tiene la capacidad de tomar forma animal.

El concepto se expresa en diferentes lenguas nativas, con diferentes significados y contextos. Más comúnmente, entre los grupos indígenas se denomina nahualismo a la práctica o capacidad de algunas personas para transformarse en animales, elementos de la naturaleza o realizar actos de brujería.

En maya, el concepto se expresa bajo la palabra chulel, que se entiende precisamente como “espíritu”; la palabra deriva de la raíz chul, que significa “divino”.

En México, se les ha dado el nombre de nahuales a los brujos que pueden cambiar de forma. Sin embargo, se cree que el contacto con sus nahuales es también común entre los chamanes que buscan el beneficio para su comunidad, aunque no se valen de la capacidad de transformación; para estos, el nahual es una forma de introspección que le permite a quien lo practica tener un estrecho contacto con el mundo espiritual, gracias a lo cual encuentra con facilidad soluciones a muchos de los problemas que afligen a los que buscan su consejo.

Desde la época prehispánica se atribuye a los dioses de las culturas maya, tolteca y mexica, entre otras, la facultad de tomar la forma de un animal (nahual) para interactuar con los humanos. Cada deidad solía tomar una forma o dos; por ejemplo, el nahual de Tezcatlipoca era el jaguar, aunque usaba indistintamente la forma de coyote, y la de Huitzilopochtli era un colibrí.

De acuerdo con algunas tradiciones, se dice que cada persona, al momento de nacer, tiene ya el espíritu de un animal, que se encarga de protegerlo y guiarlo. Estos espíritus usualmente se manifiestan sólo como una imagen que aconseja en sueños o con cierta afinidad al animal que tomó a la persona como su protegida.

Por ejemplo, una mujer cuyo nahual fuese un cenzontle tendrá una voz privilegiada para el canto, pero no todos tienen un contacto tan leve: se cree que los brujos y chamanes del centro de Mesoamérica pueden crear un vínculo muy cercano con sus nahuales, lo que les da una serie de ventajas que ellos saben aprovechar, la visión del gavilán, el olfato del lobo o el oído del ocelote pasan a ser herramientas de estos videntes e incluso se afirma que algunos, más preparados, pueden adquirir incluso la forma de sus nahuales y utilizar esta habilidad de diversas formas, no todas ellas bienintencionadas, según la tradición popular.

Si bien existen registros, como el contenido en el Códice Florentino de Bernardino de Sahagún, de que los nahuales podían aplicar sus artes al bien o al mal, la visión del nahual como un ser malévolo parece estar más extendida tanto en la antigüedad como en las creencias de los indígenas modernos.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Encuesta

Congelaron las cuentas bancarias de municipios, presidentes de distritos de riegos y políticos involucrados en la defensa del agua, ¿qué opina al respecto?

Notas recientes

Facebook
Comentarios