Capturan a 10 sicarios del Cártel de Sinaloa en Culiacán

CULIACÁN, SINALOA.- Los hechos violentos del enfrentamiento en el territorio dominado por el Cártel de Sinaloa se intensificaron este jueves. De acuerdo con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa, Cristóbal Castañeda, esta mañana se reportó la presencia de hombres armados, en el municipio de Culiacán.

La situación tuvo lugar en la privada La Condesa, a espaldas del Congreso de Sinaloa, donde arribaron elementos de la SSP. Al notar la presencia de las autoridades, los presuntos criminales intentaron darse a la fuga, por lo que se inició una persecución policíaca.

Durante el enfrentamiento, no hubo intercambios de disparos por parte de los elementos policíacos. Castañeda Camarillo aseveró que hubo al menos diez detenidos, además se aseguraron armas y vehículos.

Extraoficialmente se habló de siete armas largas, entre ellas una ametralladora, un arma corta, una granada de mano, 4 vehículos y seis chalecos.

Hace dos días, durante la celebración de las fiestas patrias, autoridades de la SSP recibieron denuncias por detonaciones de armas de fuego, en las zonas de Santa Fe, Villa Santa Anita, Espacios Barcelona, Riberas del Humaya y otros puntos de Culiacán.

Las autoridades informaron que aunque recorrieron todos los sectores de donde se recibieron los reportes, no se localizaron casquillos percutidos por lo que, aparentemente, las detonaciones se pudieron haber realizado desde el interior de alguna vivienda.

En Culiacán las fuertes agresiones serían resultado de un choque entre células rivales del Cártel de Sinaloa. Los pobladores de las comunidades de Aguacaliente, Jesús María, Mojolo y Paredones han hecho denuncias que aseguran que existe amenaza de quema de casas y asesinatos en búsqueda de una persona llamada Julián Grimaldi Paredes.

Esa persona es buscada por las autoridades locales y federales, luego de que se fugara del Penal de Culiacán en julio del 2018, vestido de policía custodio penitenciario.

Asimismo, Grimaldi Paredes está vinculado con la emboscada del 30 de septiembre, donde murieron cinco militares que custodiaban a un sicario del Cártel de Sinaloa. El ataque buscaba la liberación del supuesto criminal.

Con información de Vanguardia

Por: Redacción2
Comentarios