Naciones Unidas conmemora su 75 aniversario en un momento de inflexión

Creada tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial con la misión de evitar conflictos a las generaciones futuras, las Naciones Unidas conmemoraron el lunes su 75no aniversario con un llamado de su secretario general Antonio Guterres a prolongar el período más largo de la historia moderna sin una confrontación militar entre las naciones más poderosas del mundo.

El jefe de la ONU dijo en un acto mayormente virtual que “fuero necesarias dos guerras mundiales, millones de muertos y los horrores del Holocausto para que los líderes mundiales se comprometiesen con la cooperación internacional y el imperio de la ley”.

“Se evitó una tercera guerra mundial, que tantos temían”, expresó Guterres. “Este es un gran logro, del que los estados miembros pueden sentirse orgullosos, y que debemos tratar de preservar”.

Su llamado llega en un momento de inflexión, en el que la ONU lidia con un mundo polarizado que enfrenta una pandemia, conflictos regionales, una crisis económica generalizada y una creciente desigualdad.

Al analizar los últimos 75 años, Guterres mencionó lo que consideró otros grandes logros de la ONU: tratados de paz, misiones de paz, la descolonización, parámetros para los derechos humanos, “el triunfo sobre el apartheid” en Sudáfrica, la erradicación de enfermedades, una continua reducción del hambre, el perfeccionamiento de las leyes internacionales y pactos para proteger el medio ambiente y el planeta Tierra.

Hoy, sin embargo, “se avecina una calamidad climática, la biodiversidad se viene abajo, aumenta la pobreza, se propaga el odio, escalan las tensiones geopolíticas, las armas nucleares siguen alertas” y la tecnología abrió nuevas oportunidades, “pero también generó nuevas amenazas”, dijo el funcionario.

En la entrevista con la AP de junio Guterres declaró que el gran déficit de la ONU es no haber podido prevenir conflictos de pequeña y mediana escala.

Y 25 años después de que los líderes mundiales adoptasen en Beijing una plataforma de 150 páginas para promover la igualdad entre hombres y mujeres, señaló, “la desigualdad de género sigue siendo el principal reto a los derechos humanos en todo el mundo”.

Guterres hizo un llamado a que los países y los pueblos colaboren entre sí y señaló que “la pandemia del COVID-19 sacó a la luz las fragilidades del mundo”, que solo pueden ser corregidas mancomunadamente.

“Hoy tenemos un exceso de retos multilaterales y un déficit en cuanto a soluciones multilaterales”, manifestó el secretario general.

Criticada por emitir incontables informes que no garantizan la paz mundial, la ONU, no obstante, sigue siendo el sitio donde sus 193 miembros pueden sentarse a hablar.

Y por frustrante que sea la falta de progresos, sobre todo en lo referente a la prevención y la resolución de crisis, hay mucho apoyo a la capacidad que tiene el organismo de congregar no solo a naciones sino a personas de todas las edades y de todos los sectores de la vida, etnicidades y religiones, para analizar temas candentes como el cambio climático.

El 75to aniversario se cumplió el 26 de junio, la fecha en que delegados de 50 naciones firmaron en San Francisco la Carta de las Naciones Unidas en 1945. Hubo en esa fecha muy pocos actos conmemorativos debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

En la conmemoración virtual del lunes se escuchaban cortos discursos de representantes de 180 países.

Con motivo del aniversario, la ONU lanzó en enero “una conversación global” que usa estudios, encuestas y encuentros virtuales y en persona para determinar lo que piensa la gente sobre el futuro. El resultado de ese estudio, difundido el lunes, fue catalogado como “sorprendente” por Guterres.

Según el estudio, un millón de personas de los 193 miembros de la ONU participaron, incluidas 50,000 personas de 50 países que intervinieron en una consulta científica.

Fabrizio Hochschild-Drummond, asesor especial del secretario general en lo referente al 75to aniversario, dijo que era notable que, en medio de tanta polarización, diferencias y empantanamientos, las personas de todas las regiones, edades y grupos sociales “tenían las mismas prioridades para el futuro”.

En plena pandemia, indicó, la gran prioridad de todos es acceso a atención médica, agua limpia, sanidad y educación, seguidos por una mayor solidaridad internacional y un aumento en el apoyo a los países más golpeados por la pandemia.

El 87% de los consultados “cree que la cooperación mundial es vital para hacer frente a los desafíos de hoy”, dijo Hochschild-Drummond. Y un 74% dijo que la ONU es clave para hacer frente a los desafíos que tiene el mundo por delante.

“Estamos en un momento como el de 1945”, dijo Guterres. “Hay que estar a la altura. Debemos exhibir unidad como nunca antes para superar las emergencias de hoy, sacar adelante al mundo y trabajar y prosperar de nuevo”.

* ”Nadie quiere un Gobierno global, pero tenemos que trabajar juntos”, señala Guterres

El secretario general de la ONU, António Guterres, abrió este lunes la cumbre virtual con la que se conmemora el 75 aniversario de la organización con un llamamiento a reforzar la cooperación entre Estados ante desafíos como el coronavirus y la crisis climática, pero dejando claro que Naciones Unidas no busca suplantar a los Gobiernos.

"Nadie quiere un Gobierno global, pero tenemos que trabajar juntos para mejorar la gobernanza mundial", dijo Guterres a los líderes internacionales, subrayando que la soberanía nacional es un "pilar" de la ONU, pero debe ir de la mano de una "cooperación internacional reforzada".

El diplomático portugués defendió la necesidad de "más multilateralismo" en un mundo cada vez más interconectado y en el que la pandemia expuso "fragilidades" que solo pueden resolverse de forma conjunta.

"Hoy tenemos un excedente de problemas multilaterales y un déficit de soluciones multilaterales", advirtió, asegurando que los ciudadanos ven en la ONU "un vehículo para hacer del mundo un lugar mejor".

Guterres puso sobre la mesa algunos de los grandes logros de Naciones Unidas, empezando por haber evitado una III Guerra Mundial que muchos temían cuando se creó la organización. "Nunca en la historia moderna hemos estado tantos años sin una confrontación militar entre grandes potencias", destacó.

También apuntó éxitos como las fuerzas de paz, los procesos de descolonización, la implantación de estándares de derechos humanos y mecanismos para protegerlos, el triunfo frente al apartheid, la ayuda humanitaria, la eliminación de enfermedades o la reducción del hambre.

Entre los grandes desafíos de la actualidad señaló la desigualdad de género, el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el aumento de la pobreza, el crecimiento del odio, la escalada de las tensiones geopolíticas, la amenaza que siguen suponiendo las armas nucleares o los problemas que plantean algunas nuevas tecnologías.

Guterres intervino en directo desde el hemiciclo de la Asamblea General junto al presidente de este órgano, Volkan Bozkir, quien defendió que es momento de respaldar a la ONU y dotarla de los recursos que necesita.

"Ninguna otra organización da a la gente tanta esperanza", insistió Bozkir, desde un salón con un aforo muy limitado como precaución ante el virus, con apenas dos centenares de diplomáticos frente a los alrededor de 2,000 que suele reunir.

Mientras, se espera que los alrededor de 130 jefes de Estado y de Gobierno que hablarán en esta cumbre lo hagan en vídeos pregrabados, que se irán proyectando uno tras otro en una jornada que se prevé que se extienda hasta doce horas.

Lo que iba a ser una gran conmemoración en Nueva York será así un acto principalmente virtual como consecuencia del coronavirus, que obligará a utilizar un formato similar para las reuniones anuales de los líderes mundiales en la Asamblea General, que arrancan oficialmente el martes.

Tomado de Vanguardia

Con información de la Agencia EFE

 

Por: Redacción2

Encuesta

¿De quién sería responsabilidad si Chihuahua regresa a semáforo rojo por COVID-19?

Notas recientes

Facebook
Comentarios