Por decreto presidencial, la CFE tendrá preferencia en producción eléctrica

A través de un decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador, el sistema de suministro eléctrico nacional dará prioridad a la energía generada en plantas hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por encima de la que producen empresas privadas.

El jefe del ejecutivo federal en México fue el responsable de dar el aviso en el que se establecerá este esquema de beneficio a la empresa generadora del Estado.

Aunado a esto, la comisión, dirigida por Manuel Bartlett confirmó a través de un comunicado que “se despachará de manera prioritaria y permanente la energía generada por las centrales hidroeléctricas de la CFE por parte del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), sobre la generación privada”.

Esta estrategia fue aplicada porque, de acuerdo con López Obrador, el modelo anterior, implementado durante el régimen de Enrique Peña Nieto, favorecía a los proveedores privados. Esto conllevó en una serie de estrategias administrativas que terminaron por provocar inundaciones al sur de México, en especial en la zona de ríos del estado de Tabasco.

El esquema del presidente abanderado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hacía que las centrales hidroeléctricas de la CFE mantuvieran una generación de energía poco constante. Esto ocasiona que las presas se saturaran de agua, pues acumulaban agua, misma que se tenía que liberar masivamente cuando se saturaban los contenedores estatales, contribuyendo a que las poblaciones cercanas a los ríos se inundaran.

Aunado a este decreto, el mandatario nacional anunció durante su recorrido en la presa de Peñitas en Tabasco que se implementará un nuevo modelo de aprovechamiento hídrico por medio de un Caudal Ecológico, el cual garantizará el abasto de agua en la planicie del estado, mantendrá niveles bajos de agua dentro de las presas en temporada de lluvias y evitará inundaciones.

“Ahora estamos aquí todos los que tenemos que ver con esto, Comisión Federal de Electricidad, Conagua, los gobernadores de Tabasco de Chiapas, todos estamos resolviendo ya en definitiva este asunto. ¿Cómo le vamos a hacer?, bueno, va haber un caudal ecológico de protección civil para que se turbine como ahora, se tiene un promedio de 300 cúbicos por segundo y no más, para que no se inunde la planicie de Tabasco, y también en la planicie vamos a dragar todos los ríos que están azolvados desde hace mucho tiempo", dijo el presidente el pasado 18 de octubre.

Finalmente, durante ese recorrido, el residente de Palacio Nacional explicó que la Secretaría de Marina (Semar) estará a cargo de las obras correspondientes al dragado del Río Grijalva, así como de la creación de bordos que protegerán a las comunidades instaladas en la Riviera. Asimismo, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno local de Tabasco serán los responsables del mantenimiento óptimo de la estructura de control de El Macayo y de las zonas lagunares en la periferia de la presa.

Respecto al decreto, no debe de tomarse por sorpresa, pues durante la visita a la presa, AMLO había anunciado que haría lo que estuviera en sus manos para evitar que las inundaciones siguieran perjudicando a la población.

“Voy a emitir un decreto para que el manejo de la presa de Peñitas se ajuste a esquemas de protección civil , ya no se va a inundar el estado, porque ya no se va a soltar agua como se hacía para beneficio de las empresas generadoras de energía, empresas particulares”, dijo durante su gira de trabajo al sureste de México.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Notas recientes

Facebook
Comentarios