Justos por Pecadores

    ¿Acaso algún juez justo estaría de acuerdo en que paguen justos por pecadores?

    Un juez justo no, pero lópez ya dijo que él sí.

    Es la base de su plan para destruir la figura del outsourcing.

    El outsourcing es una forma de contratación de personal por un tercero, o tercerización, contemplada en la Ley Federal del Trabajo, que ha funcionado dando viabilidad a miles de empresas en el país.

    Alrededor de 4 y medio millones de empleos están operando en nuestros días bajo esa figura legal.

    Ser contratado por un outsourcing significa que la empresa para la que trabajas no lleva la administración de tu cargo sino un tercero, es decir, otra empresa dedicada a proveer y administrar  personal especializado en muy diferentes áreas, desde la limpieza hasta la astrofísica, o las matemáticas aplicadas.

    Pero resulta que en la investigación del SAT sobre las llamadas "factureras", empresas fantasma dedicadas a la evasión fiscal, según cuenta lópez se encontraron con una que tenía 200 mil empleados y defraudaba al fisco.

    Tener 200 mil empleados no es ningún delito; defraudar al fisco sí, como también lo es abusar y defraudar a los trabajadores en sus derechos.

    Eso no lo autoriza la ley, pero sí lo castiga.

    Lo lógico entonces es que se castigue a los defraudadores del fisco y de los trabajadores.

    Sin embargo, no hemos visto un solo caso enconflictado en el que la intención de lópez sea aplicar la ley, ni mucho menos mejorarla.

    Mejorar una ley no es una estrategia que contribuya al engaño, por lo tanto no está en su ámbito de interés.

    Sin duda, cientos de miles de trabajadores mexicanos salieron de la informalidad, obtuvieron prestaciones de ley, seguridad social y otros beneficios gracias al outsourcing.

    Miles, o quizá millones de trabajadores, dejaron de estar en la informalidad.

    Lo que  lópez pretende es aprovechar la coyuntura para culpar a la Reforma Laboral, a sabiendas de que la medida de desaparecer la figura legal puede ocasionar graves daños en las empresas y cancelar millones de empleos, o simplemente regresarlos a la informalidad.

    Una medida en la que todos pierden, incluso el fisco, que dejará de recibir impuestos de nómina, sobre el producto del trabajo y otros, así como afiliaciones al IMSS y cotizaciones al Infonavit.    

    Lo sabe bien lópez, pero no le importa.

    Con la habitual desfachatez que lo caracteriza, dijo el lunes 26:

    "...son de esas decisiones en las que pagan justos por pecadores..."

    Luego comentó que "hay muchos empresarios responsables" que trabajan con esa figura legal, “pero hay otros que ni siquiera son empresarios, son coyotes, que abusan de todos estos mecanismos de contratación".

    Bandidos que abusan hay en todas las áreas, y para eso existen las leyes y las penas, para castigarlos.

    De hecho, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social publicó en abril de 2019 la lista de 394 empresas de outsourcing que cumplen cabalmente con todos los registros y requisitos.

    Pero anunció lópez que ya tiene lista una iniciativa de ley para dar al traste con todas las empresas dedicadas del ramo, y con la figura legal.

    Tuvo lópez en su exposición una ráfaga de lucidez:

    "... es entendible de por qué debería separarse la actividad productiva de una empresa con la actividad administrativa y la parte administrativa que puedan llevarla a través de una empresa que se contrate con ese propósito... el empresario a producir y la parte administrativa que puedan llevarla a través de una empresa que se contrate con este propósito"

    (la rupestre sintaxis es textual)

    Luego justificó:

    "... pero resulta que se abusó del mecanismo... ya se intentó regular a estas empresas... pero hay quienes no ayudan..."

    Y dale con pedirle a los delincuentes que le ayuden.

    Sólo le faltó decir que ya agotó el recurso de acusarlos con sus abuelitas.

    A los delincuentes se les procesa y se les encarcela, no se les pide ayuda.

    Tiene lópez a la Secretaría del Trabajo, a la Unidad de Inteligencia Financiera, al SAT, a la Fiscalía General de la República y a un sinfín de dependencias que conforman su sicariato para someterlos, para que pongan orden y hagan valer la ley.

    Pero la solución, de nuevo, es aplicar la especialidad de la casa, ya probada en una docena de decisiones estúpidas:

    Tirar el agua sucia con todo y niño.

    Con razón decía en campaña que gobernar se le hacía cosa fácil.

    Si la Secretaría de Trabajo ha sido incapaz de aplicar la ley y someter a quienes la burlan, la primera medida que debe aplicar lópez es destituir a la titular y a los responsables, y poner a alguien que pueda con el changarro.

    Con eso se evitaría perjudicar a los empresarios justos y asestarle un golpe letal a millones de trabajadores y a su víctima favorita: la economía.

    Pero, ¿hemos visto acaso a lópez o a su gobierno enfocado en mejorar algo?

    ¿Hay algún antecedente en el que la estrategia sea analizar, escuchar y discutir para corregir o mejorar lo que está mal?

    ¿Recuerda usted algún asomo de espíritu constructivo en alguno de los grandes temas de interés nacional?

    Nunca. 

    El acto reflejo, instintivo, es destruir.

    Cuando el impresentable senador Napoleón Gómez, uno de los líderes más charros de todos los tiempos (adquirió fama por la acusación de robarle 52 millones de dólares a los trabajadores mineros de su sindicato),  hizo recientemente una propuesta para modificar la ley de outsourcing con el claro propósito de llevar agua a su molino, su idea no gustó. 

    Si el corrupto senador morenista hubiera propuesto dinamitar la ley, seguramente le hubiera aplaudido lópez.

    Pero antes que lópez siga, por favor, que alguien le avise que su gobierno es uno de los principales clientes de empresas outsourcing.

    Entre 2019 y 2020 el gobierno de lópez erogará 3 mil 122 millones de pesos anuales en outsourcing. 

    Las empresas Lore Soluciones Integrales Empresariales, We Keep On Moving y Gestión del Agua y Medio Ambiente acaparan la mayoría de los contratos. A través de distintas dependencias el gobierno de lópez ha adjudicado 46 contratos, de acuerdo con datos de Compranet.

    De los 46 contratos que ha otorgado, 12 fueron asignados a la empresa Lore Soluciones Integrales Empresariales, por un total de 854.8 millones de pesos; otros seis fueron otorgados a la empresa We Keep On Moving, que en total representan mil 124 millones de pesos; cinco a la compañía Gestión del Agua y Medio Ambiente SC, por un monto conjunto de 63.4 millones de pesos, y los 23 contratos restantes fueron otorgados a 15 empresas distintas.

    Entre las dependencias que se beneficiarán de estos contratos están Semarnat, Conagua, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Hacienda, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, la Secretaría de Economía, la Secretaría de Cultura y muchas más.

    Y que le pasen por favor también estos datos:

    Los empleados de intendencia de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social  en realidad trabajan para la empresa Limpia Tec.
    Los trabajadores de Limpia Tec obtienen un salario promedio de dos mil 400 pesos a la quincena. Laboran bajo un régimen de contratos temporales, lo que les impide generar antigüedad, y por supuesto no gozan de las prestaciones que tienen los trabajadores al servicio del Estado.

    La STyPS tiene contratos con otras outsourcing para cubrir diferentes servicios, entre ellos el de mantenimiento.

    Otra dependencia que recurre a este tipo de compañías para no crear plazas laborales ni pagar prestaciones es la Comisión Federal de Electricidad. Así laboran ahí alrededor de 8 mil personas.

    Y aunque muchísimas otras dependencias hacen lo mismo, la cereza del pastel es el Banco de Bienestar, una de las creaciones emblemáticas de lópez.

    En enero pasado, el Banco de Bienestar contrató servicios técnicos y administrativos de apoyo bajo outsourcing por 463 millones 766 mil pesos a la firma Servicios Empresariales Teram, S.A. de C.V., los cuales tienen vigencia hasta el 31 de enero de 2021.

    Y hablando de abusos, de los que se refiere lópez,  sepa usted esto:

    Con el fin de alinearse a la política del austericidio, según el oficio DG/011/2020, firmado por la directora general  Diana Amaury Álvarez, fechado el pasado 29 de julio, el Banco de Bienestar recortó 40% el gasto en personal a través del esquema de outsourcing para el periodo comprendido entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre.

    Ese 40% por ciento se recortó a los ingresos de los trabajadores, quienes quedaron "sujetos a los cambios de rol descendentes", es decir, a la disminución de sus percepciones. 

    Y que les pregunten a todos ellos si tienen prestaciones como seguridad social, si tendrán participación de aguinaldo, derecho a vacaciones o alguna otra.

    Un juez justo castigaría a los funcionarios y a las empresas, lopistas y no lopistas, que están cometiendo esos abusos, con outsourcing o sin outsourcing, en lugar de poner en riesgo cuatro y medio millones de empleos.

    Pero lópez es lópez.

Por: Redacción2

Encuesta

Anuncia Madero petición de licencia para buscar la gubernatura de Chihuahua, ¿qué opinión le merece?

Notas recientes

Facebook
Comentarios