¿Por qué China está libre de COVID-19 y el resto del mundo no?

Mientras en China crece su economía más rápido y sus contagios son muy pocos, Europa y América Latina afrontan el reto de una escalada de contagios y una recuperación económica más lenta.

El lunes de la semana pasada, la Oficina Nacional de Estadísticas en Pekín presentó los datos de crecimiento del segundo trimestre: un 4.9% en promedio.

Esto se debería a que, luego de un estrictísimo confinamiento entre enero y marzo, China reactivó su economía a partir de abril.  

El Fondo Monetario Internacional considera que China será la única gran economía que presentará crecimiento en el año, con un alza de 1.9%, mientras que en 2021 tendrá un alza de 8.2% en su economía.  

En Europa, por poner un ejemplo, el cierre de actividades comenzó a mitad de marzo y fue hasta el arranque del verano cuando comenzó una suave recuperación.

El mismo FMI considera que los países europeos tendrán caídas estrepitosas. Por ejemplo, España caerá 12.8%, Italia, 10.6% Alemania, lo hará a una tasa de -6%.
La situación no es mejor para América Latina. En general, el bloque tendrá una caída de 8.1%.  

…Y POCOS CONTAGIOS

El país que fue el origen del COVID-19 parece estar reduciendo al mínimo los contagios.

China continental, con más de mil 400 millones de habitantes, registró este jueves solo 47 contagios de COVID-19. De estos, 23 fueron de transmisión local y 24 importados, informaron las autoridades sanitarias del país.

En contraste, Europa -en la última semana- ha reportado 1.3 millones de infectados, alrededor del 46% de los reportados en el planeta. Incluso, los decesos han repuntado 35% con una semana previa.

Latinoamérica también sigue sin poder controlar los contagios, incluso algunos países han relajado las medidas sanitarias, por lo que expertos temen que haya un nuevo repunte.

En contraste, China ha implementado un estricto rastreo de casos que ha permitido responder y controlar los contagios.  

Esto ha incluido un sofisticado sistema de “código de salud” clasificado por colores para rastrear los movimientos de las personas. Se requiere un certificado de salud claro (verde) y el código QR correspondiente para ingresar a muchas empresas. Esto garantiza que casi todos hayan adoptado la medida, lo que facilita el rastreo en caso de un brote.

Estas medidas han permitido a los gobiernos regionales cerrar un área específica o realizar pruebas masivas cuando sea necesario. Esto se vio más recientemente en la ciudad de Qingdao en el noreste de China, donde se hicieron pruebas a más de 10 millones de personas en aproximadamente una semana, después de que se informaron 12 casos de transmisión local.

Entre provincias y regiones, las fronteras que antes no tenían fricciones y eran en su mayoría invisibles, ahora se controlan cada vez más. El transporte público puede restringirse o detenerse por completo en caso de un brote.

De esta forma, China está retomando cada vez más la normalidad -incluido su imparable crecimiento económico-, mientras Europa y Latinoamérica siguen en aprietos. 

Tomado de Vanguardia

Con información de CNN, La Vanguardia y Agencias

 

Por: Redacción2

Encuesta

De acuerdo a consulta Mitofsky la mayoría de los mexicanos está a favor del “uso obligatorio de cubrebocas”,  ¿debe Andrés Manuel López Obrador aplicar en todo el país la Ley de Javier Corral?

Notas recientes

Facebook
Comentarios