Pepe y Ángela Aguilar dedicaron emotivas despedidas a Flor Silvestre

La muerte de la actriz y cantante Flor Silvestre vistió de luto al mundo de la farándula mexicana, pero fueron su hijo Pepe y sus nietos Leonardo y Ángela Aguilar, quienes le dedicaron emotivas despedidas a través de sus redes sociales.

Guillermina Jiménez Chabolla, nombre real de la artista mexicana, falleció el pasado miércoles a los 90 años en el rancho “El Soyate” en Zacatecas. De acuerdo con la familia, el deceso ocurrió por causas naturales y sus restos permanecerán al lado de los de su gran amor, Antonio Aguilar.

Televisa Espectáculos confirmó que la muerte le llegó a Flor Silvestre acompañada por sus seres queridos: “El cansancio detuvo su corazón rodeada de sus hijos y sus nietos”.

Los integrantes de la dinastía Aguilar expresaron su dolor por el fallecimiento de la representante de la época del cine de oro de México en sus cuentas de Instagram, donde publicaron fotografías inéditas y mensajes muy emotivos.

El primero en recordar a su madre fue Pepe Aguilar. El intérprete de Prometiste y Por mujeres como tú compartió una imagen de Flor Silvestre en su juventud adornada con flores de cempasúchil. El cantante acompañó este retrato con un emoji de corazón negro.

Además compartió otras fotografías de la matriarca de la dinastía Aguilar, que fueron musicalizadas por el tema Gracias a la vida interpretado por ella misma.

Leonardo Aguilar también hizo público el amor hacia su abuela. El joven de la familia capturó un retrato de Flor Silvestre en medio del campo y lo que podría ser una de sus propiedades. Esta fotografía fue acompañada por un emoji de corazón rojo.

Quizá la más desenvuelta para expresar sus sentimientos fue Ángela Aguilar, quien le escribió un emotivo mensaje a la mujer que “inspiraba” sus días.

La más joven de la dinastía posteó una imagen cantando al lado de su abuela y junto a ésta varias palabras de amor y sentimentalismo.

“Era ella, mi bella Flor que me inspiraba a ser cada día mejor. Siempre bella, hasta cuando dijo adiós. Una mujer digna del cielo, por eso Dios se la llevó. Te amo tanto que no te supe decir cuánto. Gracias por tanto, gracias por todo, gracias siempre”, escribió la cantante que comienza a abrirse paso en la industria musical con gran éxito.

La familia Aguilar agradeció, por medio de un comunicado de prensa, las muestras de cariño tras el deceso de Flor Silvestre y pidieron comprensión por el momento tan difícil al que se enfrentan.

Guillermina Jiménez Chabolla será recordada por sus participaciones en las cintas Primero soy mexicano, Ánimas Trujano, El bolero de Raquel y las Hermanas Karambazo, así como por su interpretación de los temas del género de regional mexicano, Cielo Rojo y Cruz de Olvido.

Estuvo casada con el locutor Paco Malgesto, con quien procreó a sus dos hijas mayores: Marcela y Cristina Rubiales; pero el gran amor de su vida fue el también cantante Antonio Aguilar, unión de la que nació Pepe y Antonio.

Pepe se mantuvo cercano a su madre hasta el último momento, incluso este año tuvo oportunidad de publicar en su canal de YouTube algunas anécdotas de la reconocida cantante del regional mexicano.

En uno de estos contenidos, la famosa confesó que nació en Salamanca, Guerrero, donde vivió con sus tías, quienes siempre la asustaban o regañaban para que dejara de hacer travesuras.

“Me gustaba mucho (subir a los árboles), me daban mis nalgadas porque me subía al limón”, contó rodeada por algunos miembros de su emblemática familia.

Destacó que su primera oportunidad en el cine le llegó de la mano de Joaquín Pardavé y Luis Aguilar, para la cinta Primero soy mexicano.

“Me contrataron porque me oyeron cantar... yo tenía 20 años”, recordó.

Y relató que las únicas peleas que tuvo con su esposo, Antonio Aguilar, fue por su gran afición a la música de Julio Iglesias.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Encuesta

Este domingo se realiza la elección del PAN por la candidatura a la gubernatura, ¿quién cree que gane?

Notas recientes

Facebook
Comentarios