Biden ofrece a Putin extensión de 5 años sobre último tratado restante que limita armas nucleares

La administración Biden le propone a Rusia una extensión de cinco años del nuevo tratado START que limita el número de armas nucleares estratégicas de Estados Unidos y Rusia, dijeron el jueves funcionarios estadounidenses.

La propuesta se estaba comunicando a los funcionarios rusos, dijo el funcionario, quien habló bajo condición de anonimato para discutir un asunto aún no anunciado públicamente por la administración. 

El tratado expirará el 5 de febrero y es el último acuerdo restante que restringe las armas nucleares rusas y estadounidenses. 

Firmado en 2010 por el presidente Barack Obama y el presidente ruso Dmitry Medvedev, limita a cada país a no más de 1.550 ojivas nucleares desplegadas y 700 misiles y bombarderos desplegados. Permite amplias inspecciones in situ para verificar el cumplimiento. 

El asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, planeaba transmitir la propuesta de extensión al embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, el jueves por la tarde, dijo el funcionario.

Un segundo funcionario estadounidense, que también habló bajo condición de anonimato, confirmó la propuesta pero no ofreció detalles.

La propuesta fue reportada primero por The Washington Post. 

El presidente Donald Trump había sido muy crítico con el acuerdo, afirmando que ponía a Estados Unidos en desventaja. 

Su administración esperó hasta el año pasado para involucrar a Rusia en conversaciones sustantivas sobre el futuro del tratado. Trump insistió en que China se agregara al tratado, pero Beijing rechazó la idea de plano.

Biden, quien indicó durante la campaña que estaba a favor de extender New START, no propone ninguna modificación, dijo el funcionario estadounidense. Por lo tanto, parecía probable que Moscú aceptara una extensión.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, había pedido el jueves a Estados Unidos y Rusia que extiendan el Nuevo START y luego amplíen el pacto para incluir más armas y China.

"No deberíamos terminar en una situación sin limitación de ojivas nucleares, y New START expirará en unos días", dijo Stoltenberg a los periodistas en Bruselas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, señaló el lunes que Moscú está lista para actuar rápidamente para mantener vivo el pacto.

Pero Stoltenberg también subrayó que "una extensión del Nuevo START no es el final, es el comienzo de nuestros esfuerzos para fortalecer aún más el control de armas".

"Necesitamos buscar formas de incluir más sistemas de armas, sistemas no cubiertos por el Nuevo START, pero también para incluir a China porque China ahora está modernizando fuertemente sus armas nucleares, y no solo modernizando sino expandiendo sus capacidades nucleares", dijo.

Los defensores del control de armas advierten que la expiración del tratado eliminaría los controles sobre las fuerzas nucleares estadounidenses y rusas, lo que supondría un golpe para la estabilidad global. Canadá y los aliados europeos en la OTAN también están preocupados por la lenta desaparición de los acuerdos de no proliferación.

En 2019, Estados Unidos y Rusia se retiraron del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, que se firmó en 1987 y prohibió los misiles balísticos y de crucero terrestres con un alcance de 310 a 3,410 millas.

La semana pasada, Rusia también declaró que seguiría el ejemplo de Estados Unidos y se retiraría del Tratado de Cielos Abiertos que permite vuelos de vigilancia sobre instalaciones militares para ayudar a generar confianza y transparencia entre Rusia y Occidente. 

Con información de Vanguardia

Por: Redacción2

Notas recientes

Facebook
Comentarios