Putin aplaude el acuerdo de desarme nuclear vigente con Estados Unidos

El presidente ruso, Vladímir Putin, saludó hoy el acuerdo con Estados Unidos para la prolongación del último tratado de desarme nuclear vigente entre ambas potencias, el Nuevo START, aunque alertó de las tensiones internacionales provocadas por la pandemia de la covid-19. 

"Sin duda, este es un paso en la buena dirección pero, con todo, las contradicciones aumentan de todas formas en forma de espiral", dijo Putin durante su intervención virtual en el Foro de Davos.

Putin mantuvo anoche su primera conversación telefónica con el presidente de EU, Joe Biden, tras lo que el Kremlin anunció el acuerdo para extender por otros cinco años el tratado, que hoy ya fue ratificado por ambas cámaras del Parlamento ruso.

Al mismo tiempo, advirtió que la situación provocada por la pandemia recuerda a lo ocurrido en el mundo en los años 30 del siglo XX, en alusión a la crisis de 1929, el surgimiento del nazismo y el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

"Vemos una crisis de los anteriores modelos e instrumentos de desarrollo económico, un reforzamiento de las disparidades sociales tanto a nivel global, como en diversos países", comentó.

Putin consideró que dicha situación provocó "una brusca polarización social, un aumento del populismo, del radicalismo de derechas e izquierdas y otros extremos, y un agravamiento y un recrudecimiento de los procesos políticos internos, incluido en las países líderes".

"Todo esto repercute inevitablemente y en el carácter de las relaciones internacionales (...). Tiene lugar un debilitamiento de las instituciones internacionales, se multiplican los conflictos regionales y se degrada el sistema de seguridad global", apuntó.

Consideró que el estallido a día de hoy de un conflicto global es, "espero, en principio, imposible", ya que significaría "el fin de la civilización", pero agregó que si "no se hace nada" la situación puede desarrollarse de manera "incontrolable".

Y opinó que la principal consecuencia de la pandemia es el aumento de las desigualdades sociales y el consecuente aumento del descontento social, que consideró peligroso ignorar, y aludió al asalto del Capitolio en Wasghinton a principios de enero por parte de los partidarios del presidente saliente, Donald Trump. 

Kremlin, no existen condiciones para "reiniciar" lazos con EU

El Kremlin dijo hoy que no existen las condiciones para reiniciar las relaciones entre Rusia y EU tras la conversación entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de EU, Joe Biden, y el acuerdo alcanzado el martes para prolongar cinco años el tratado de desarme nuclear, Nuevo START.

"No hay condiciones para un reinicio por ahora", dijo el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria. 

Putin trasladó el martes a Biden la necesidad de normalizar las relaciones entre Rusia y EU, no solo en el interés de ambos países, sino también en el de toda la comunidad internacional, en beneficio de la seguridad y estabilidad en el mundo.

No obstante, Peskov sostuvo este miércoles que entre Moscú y Washington hay "muchos obstáculos" entre los dos países. 

"Es suficiente que los presidentes ayer subrayaran la necesidad de continuar el diálogo, aún cuando destacaron la existencia de diferencias bastante importante", entre las dos administraciones, recalcó Peskov, quien se refirió al conflicto en el este de Ucrania y la "agresión rusa" en el mismo que Biden mencionó el martes.

Biden manifestó a Putin algunos asuntos que le preocupan como las informaciones del pirateo de SolarWinds, las recompensas por parte de Rusia a los talibanes por soldados de Estados Unidos en Afganistán, la interferencia en las elecciones de 2020 en EU, el envenenamiento del líder opositor Alexéi Navalni y el trato por parte de las fuerzas de seguridad rusas a manifestantes pacíficos.

De acuerdo con Peskov, el mandatario ruso dio "las explicaciones relevantes" sobre el caso Navalni, en prisión preventiva tras ser detenido nada más regresar a Rusia desde Alemania, donde se había recuperado del envenenamiento que sufrió en agosto de 2020 por orden de Putin, según denuncia.

El opositor consiguió el pasado sábado sacar a las calles de toda Rusia a más de 110,000 personas, que exigían pacíficamente su liberación y expresaron su indignación por los casos de corrupción atribuidos por el activista a Putin y a su entorno, pero las protestas fueron reprimidas duramente por las fuerzas del orden y se saldaron con la detención de más de 3,700 ciudadanos. 

De acuerdo con el Kremlin, los dos presidentes también hablaron en su conversación -calificada de directa y franca por el Kremlin- de la retirada de EU del Tratado de Cielos Abiertos -un pacto multilateral que busca la transparencia en el control de armas-, del acuerdo nuclear con Irán, de la lucha contra la pandemia del coronavirus y de la cooperación comercial y económica

Sobre el Tratado de Cielos Abiertos, del que Rusia también se retirará y que permite a más de una treintena de países sobrevolar y fotografiar cualquier parte del territorio del resto de participantes, Peskov sostuvo que se abordó la disposición "a continuar hablando de la posibilidad de regresar al acuerdo más adelante".

Sin embargo, el viceministro de Exteriores y jefe negociador de Rusia de los tratados de control de armas, Serguéi Riabkov, señaló hoy que la cuestión de la retirada rusa del tratado está cerrada.

Tomado de Vanguardia

Con información de EFE

Por: Redacción2

Notas recientes

Facebook
Comentarios