La solución militar contra Norcorea está lista: Trump

Sin cambiar su discurso belicista contra Corea del Norte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió ayer al régimen de Pyongyang, que sus fuerzas armadas están “listas para el combate”, un comentario con el que intenta amedrentar al líder norcoreano, Kim Jong-un, quien se aferra a mantener activos sus ensayos con misiles y su programa nuclear.

“Las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate, por si Norcorea actúa de forma imprudente. Espero que Kim Jong-un encuentre otro camino”, escribió el mandatario republicano en su cuenta de Twitter.

Trump utilizó la expresión “locked and loaded”, que en inglés se refiere a una pistola cargada y preparada para ser disparada, para describir los preparativos militares estadunidenses.

TENSIÓN. No obstante, la Casa Blanca y el Pentágono descartaron que se hayan registrado cambios en la postura militar de EU, lo que convierte la declaración en un mero paso más en la singular escalada retórica de esta semana entre Washington y Pyongyang.

“Hay planes militares para prácticamente cualquier crisis que podamos afrontar en el mundo. Esos planes se actualizan continuamente, según se necesita, y proporcionan opciones al presidente. Esto no es nada nuevo”, dijo a la cadena CNN un funcionario de la Casa Blanca, en alusión al tuit de Trump.

El mandatario retuiteó ayer un mensaje del Comando del Pacífico estadunidense, que publicaba fotografías de los bombarderos estratégicos B-1B que envió a las cercanías de la península coreana el pasado lunes, y aseguraba que estaban “preparados” para entrar en combate si era necesario.

SANCIONES. Al respecto, funcionarios del Departamento de Defensa de Estados Unidos que pidieron el anonimato, aseguraron ayer a la cadena Fox News, que el ejército estadunidense está dispuesto a “luchar esta noche” en la Península de Corea, ante la mínima provocación del régimen de Kim Jong-un.

Las duras sanciones contra las exportaciones de Norcorea aprobadas el pasado sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU son probablemente el mayor logro en política exterior de los seis meses del gobierno de Trump, pero también han sido el origen de una escalada dialéctica que tiene al mundo en vilo, con la amenaza de Norcorea de atacar la isla de Guam, donde EU tiene una de sus bases militares.

Trump, que está de vacaciones en su club de golf de Bedminster, en Nueva Jersey, tenía previsto reunirse ayer con el secretario de Estado de EU, Rex Tillerson; el asesor de seguridad nacional, H. R. McMaster, y la embajadora estadunidense ante la ONU, Nikki Haley, para evaluar la situación, pero no trascendió si se concretó esta entrevista, señaló una fuente de la Casa Blanca.

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook
Comentarios