Hoy 11 de julio se conmemora el Día Nacional del Combatiente

Las líneas negras y brechas corta fuego reducen la posibilidad de fuego y limitan el avance de las llamas durante un incendio forestal.  

Funcionan como barrera artificial a las llamas, las brechas cortafuego consisten en la remoción de material combustible y las líneas negra se refieren a la quema de este material, el objetivo es delimitar un perímetro que mantenga áreas específicas a salvo del fuego. El material combustible es la vegetación o residuos  que pueden encenderse y arder, resultando un peligro para el inicio del fuego o su propagación.

El material combustible se divide en tres tipos de acuerdo con su capacidad ignición. 

Ligero es el que arde y se consume rápidamente como la hojarasca, pasto, materia orgánica en descomposición o  acículas de pino.

En el mediano se encuentran las ramas, las raíces y los conos. Se considera pesado en el caso de los troncos, ramas gruesas y materia orgánica compacta, que tienen un tiempo de combustión muy lento.  

Para elaborar una línea negra se delimita una franja de al menos tres metros a la cual se le prende fuego debidamente controlado y supervisado por  expertos en el manejo de fuego para agotar el material combustible que represente riesgo.

La intención es prever que en caminos detectados como zonas de riesgo se disminuya la posibilidad de inicio del fuego ante posibles agentes causales.

La brecha corta fuego es una franja de al menos tres metros de ancho que se limpia, se deja  libre de vegetación hasta el suelo mineral.

Para su creación los combatientes de incendios forestales tienen la labor de remover todo el material combustible con apoyo de herramienta especializada como un rastrillo, mcleod, pulasky y pala forestal.

“La creación de las brechas cortafuego es una práctica que además de servir para el combate puede ser útil para la prevención en áreas específicas” explicó  Arsenio González,  combatiente de la Comisión Nacional Forestal. 

Para tener éxito en la apertura de las brechas y la realización de líneas negras, los combatientes toman en cuenta las condiciones climáticas, ya que la humedad debe estar por arriba del 30 por ciento, temperaturas por debajo de los 30 grados  y poco viento para evitar que el fuego se salga de control.

Arsenio González señaló que la formación de brechas cortafuego es una de las formas de combate más utilizadas para evitar el avance de un incendio que sirve como barrera  para detener y controlar el fuego hasta su liquidación.

El Comité Estatal De Protección Contra Incendios Forestales y Manejo Del Fuego en Chihuahua reconoció la labor  de cada uno de los combatientes puesto que además de su labor en temporada alta, en tiempos  de asueto, llevan a cabo acciones  de prevención y restauración en incluso de reforestación en zonas aledañas a sus campamentos.

 

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook

Encuesta

En su opinión ¿Deberían los tres poderes del Estado de Chihuahua reducir un 60% sus salarios, como anunció el presidente electo que hará con el gobierno federal?
Comentarios