Cancela AMLO visita a cumbre regional

Aún cuando fue invitado por el presidente Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador canceló su participación en la Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se realizará desde el lunes en Puerto Vallarta, Jalisco, y reúne a mandatarios de Chile, Perú, Colombia, entre otros países.

En la casa de transición en conferencia, el virtual presidente electo justificó que no participará en la cumbre debido a que todavía no cuenta con la constancia de mayoría que lo acredita como presidente electo y, por tanto, no podría participar en actos oficiales.

Como lo adelantó EL UNIVERSAL ayer en su plataforma digital, López Obrador dijo: “No voy a acudir a Puerto Vallarta porque se ha demorado la entrega de la constancia que acredita que soy presidente electo. No puedo estar en un acto oficial si no soy presidente electo”, explicó.

Detalló que cuando el presidente Enrique Peña Nieto lo invitó personalmente a participar en la Cumbre de la Alianza del Pacífico, se tenía contemplado que para el próximo 23 y 24 de julio —cuando se lleve a cabo el encuentro— ya iba a recibir la constancia de mayoría. Sin embargo, el tribunal electoral tiene hasta el 6 de septiembre para entregar el documento que lo acredita como ganador de los comicios del 1 de julio.

El pasado 3 de julio en el Palacio Nacional, López Obrador fue invitado por Peña Nieto a participar en la Cumbre del Pacífico para el día martes 24 de julio. En ese momento, el tabasqueño había aceptado.

La Alianza del Pacífico la integran México, Colombia, Chile y Perú. El objetivo es la integración de servicios capitales, inversiones, así como la promoción y el libre comercio para impulsar el crecimiento de la región.

López Obrador se quedará en sus oficinas de la colonia Roma la próxima semana y el miércoles recibirá a la canciller de Canadá, Chrystia Freeland.

“Ni modo que aquí no se les abran las puertas y no estemos para recibirlos”, dijo sobre ese tema.

Protestas inundan la casa de transición. Gritos de protestas de electricistas, visitas de cineastas, peticiones de empleo y hasta cambio de luminarias se vivió en la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador, pero el virtual presidente electo no apareció.

Después de cuatro días de descanso en su finca La Chingada en Palenque, Chiapas, López Obrador se tomó otro día sin actividades públicas y sólo fue un par de horas a sus oficinas de la colonia Roma.

Pero las protestas no cesaron en la casa de transición.

Al grito de: “¡SME sin Martín!”, integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) arribaron al número 216 de la calle de Chihuahua, en la Roma para exigir respeto a su autonomía sindical y la renuncia de su líder Martín Esparza.

Estos sindicalistas llegaron junto a ex trabajadores de la desaparecida Ruta 100 y denunciaron acuerdos entre los líderes sindicales y los gobiernos para permanecer en el cargo y desaparecer los beneficios a quienes están afiliados.

Mario Benítez Chávez, quien encabezó el mensaje de los esmetistas disidentes de Esparza, detalló que el dirigente del sindicato contó con el apoyo de Peña Nieto para resguardar los archivos confidenciales sobre la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, así como su reelección al frente de la organización por cinco años.

“Aquí le anexamos copias certificadas por el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) sobre las liquidaciones millonarias, ilegítimas e inmorales que obtuvieron Martín Esparza y todo el comité central, así como familiares”, dijo.

Además acudió a la casa el cineasta Luis Mandoki, quien supuestamente tenía cita con el morenista, pero éste no se encontraba disponible.

 

Misael Zavala y Alejandra Canchola | El Universal 

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook

Encuesta

¿Cree usted que Elba Esther Gordillo recobre la titularidad del SNTE?
Comentarios