Mexicanos, mitad de los 11.3 millones de indocumentados en EU

Alrededor de 11.3 millones de inmigrantes indocumentados residen en Estados Unidos y un 53 por ciento del total son nacidos en México, de acuerdo con un nuevo estudio actualizado del Instituto de Política Migratoria (MPI).

El informe, la principal radiografía de la migración en Estados Unidos, confirma que la población indocumentada se ha estancado desde la Gran Recesión de 2008-2009 y que la ola de migración mexicana ha sido desplazada por crecientes flujos ilegales desde Centroamérica, Asia y África.

"El estancamiento del crecimiento de la población indocumentada se debe también al considerable despliegue de recursos de cumplimiento de las leyes migratorias en la frontera suroeste y en el interior de Estados Unidos", indicó.

Por origen nacional, los inmigrantes indocumentados nacidos en México representan el 53 por ciento del estimado, alrededor de 5.9 millones de personas, seguidos de los migrantes procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Aún cuando la migración mexicana ha caído significativamente por cambios laborales, demográficos y económicos en México, los mexicanos son la población indocumentada número uno en 36 de los 41 estados del país para los que existen estadísticas detalladas.

La migración procedente del Triángulo del Norte de Centroamérica (El Salvador Guatemala y Honduras) ocupa el segundo lugar en la mayoría de los estados del país, salvo en los estados del medio oeste donde existe una mayor presencia de inmigrantes de China e India.

En 24 de los 135 condados donde el MPI pudo generar perfiles socio demográficos, más del 90 por ciento de la población identificada era procedente de México o de Centroamérica.

El grupo incluye los condados de los estados del oeste y del sur, como California, Texas, Washington, Oregon, Nuevo México, Arizona, Georgia y Arkansas.

La mayor proporción de inmigrantes indocumentados de México fue encontrada en el condado Yakima, en el estado de Washington, al noroeste del país, con un 97 por ciento; en el condado de Hidalgo, Texas, con 96 por ciento y en el condado de Yuma,Arizona con el 96 por ciento.

Por estados, tres de cada cinco inmigrantes indocumentados en Estados Unidos encontrados en el periodo de 2012 al 2006 residía en California, Texas, Nueva York, Florida y Nueva Jersey.

California por sí sola alberga al 27 por ciento de la población no autorizada. Sólo en el condado de Los Ángeles vive casi el 10 por ciento de toda la población indocumentada de Estados Unidos.

Por su periodo de estadía en Estados Unidos, 62 por ciento de los inmigrantes indocumentados han recidido en el país durante por lo menos 10 años, mientras que el 21 por ciento se encuentra en el país desde hace 20 años o más.

El estudio del MPI confirma que muchos inmigrantes no autorizados tienen fuertes lazos familiares con Estados Unidos.

Un 40 por ciento de los inmigrantes indocumentados mayores de 15 años estaban casados o vivían con una pareja. De estos un 29 por ciento estaban casados con un ciudadano de Estados Unidos, 17 por ciento con un residente legal permanente y 53 por ciento con un inmigrante con visa o no autorizado.

El informe del MPI estima que alrededor del 80 por ciento de los menores de edad que residen con padres de familia indocumentados nacieron en Estados Unidos, lo que ubica la población de ciudadanos estadounidenses de padres indocumentados en 4.1 millones de niños.

De ese total, alrededor de 1.3 millones residían con dos padres indocumentados, 909 mil con un solo padre indocumentado y el restante, 1.8 millones, con un padre que era indocumentado y otro que era residente legal o ciudadano.

El MPI hizo notar que aún con las propuestas para restringir la ciudadanía por nacimiento, casi dos millones de menores de edad no serían afectados porque al menos uno de sus padres tiene algún tipo de estatus legal en Estados Unidos.

En materia educativa, un 47 por ciento de los inmigrantes indocumentados mayores de 25 años tiene educación formal por debajo del nivel preparatoria y 15 por ciento tienen nivel de licenciatura o posgrado.

Los inmigrantes con más alto nivel de preparación académica residen en Washington, Michigan y Ohio, mientras que aquellos con los niveles educativos más bajos residen en Arkansas, Oklahoma, Nuevo México, Carolina del Norte, Nevada y Arizona.

Un 36 por ciento de los inmigrantes indocumentados habla inglés "muy bien" o lo utiliza como su primer idioma, mientras que un 20 por ciento habla inglés bien, pero lo emplea como su segundo idioma y un 44 por ciento no habla inglés bien o nada bien.

Casi siete de cada 10 inmigrantes indocumentados mayores de seis años tuvieron empleo en el periodo analizado, de 2012 a 2016, una proporción de ocupación laboral incluso superior al promedio de la población estadunidense, de 58 por ciento.

Gracias a la recuperación económica de Estados Unidos por la caída del desempleo, la población indocumentada tenía altas tasas de ocupación, especialmente en el distrito de Columbia, Maryland y Minnesota.

Sin embargo, tres de cada 10 inmigrantes indocumentados vivían en hogares con ingresos por debajo de la línea federal de pobreza. "Los inmigrantes indocumentados tienen mucha mayor probabilidad que el resto de la población en Estados Unidos de ser pobre", concluyó el estudio. 

 

Notimex 

Por: Redacción

Notas recientes

Encuesta

¿Estima usted que la obligatoriedad, universalidad y gratuidad de la educación superior debe estar condicionada a la pérdida de la autonomía?
Facebook
Comentarios